¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuánta metformina se necesita para bajar de peso?

Escrito por Roscelys Cumana | Fecha actualizada September 21, 2018

La metformina es un hipoglicemiante oral que reduce los niveles de glicemia en sangre al disminuir la absorción de hidratos de carbono a través de los intestinos también reduce la producción de glucosa en el hígado y aumenta la sensibilidad a la insulina de las células musculares. No actúa directamente en la producción de insulina por el páncreas.

¿Cuáles son los usos de la metformina?

La metformina reduce los niveles de glucosa en la sangre tanto en ayunas como después de la comida. Esto hace que sea beneficioso no sólo para las personas con diabetes mellitus tipo 2 (condición en la que el cuerpo no usa la insulina que normalmente produce el páncreas, por ende, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre), especialmente aquellos que sufren de sobrepeso, sino que también beneficia a aquéllos que sólo luchan con el exceso de peso. La metformina ha sido aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), pero sólo para su uso como medicamento para la diabetes, no para la pérdida de peso. La metformina también se sabe que es útil en las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP), reduce el acné, restaura el ciclo menstrual y mejora las posibilidades de embarazo en las mujeres con SOP; también reduce el riesgo de aborto involuntario en estas mujeres.

¿Cómo funciona la metformina?

La metformina ayuda a controlar la cantidad de azúcar (glucosa) en la sangre. Pertenece a la familia de las biguanidas, un hipoglicemiante que actúa de tres maneras distintas: disminuyendo la cantidad de azúcar que se absorbe de los alimentos a nivel intestinal, disminuye la cantidad de azúcar que produce el hígado y aumenta la sensibilidad de la insulina en los músculos y por ende promueve la captación periférica de insulina. Como no actúa en la producción de insulina, no produce hipoglicemia, ni tampoco es útil para tratar la diabetes mellitus tipo 1 (condición en la cual el páncreas no produce insulina). Se utiliza para tratar la diabetes mellitus tipo 2.

Aunque la metformina, que se vende bajo los nombres de marca Glucofage® y Glucofage XR®, y se utiliza principalmente como un medicamento para la diabetes tipo 2; los médicos y los pacientes con sobrepeso han descubierto que también se puede utilizar para causar pérdida de peso. La diferencia entre la versión normal y la presentación XR o de liberación prolongada, es que ésta última se toma una sola vez la día, ya que va liberándose paulatinamente a lo largo de las 24 horas del día, mientras que la versión normal, puede ameritar tomarse hasta tres veces al día.

¿Por qué sirve la metformina para bajar de peso?

Cuando ingerimos alimentos la glucosa en la sangre se eleva, este aumento hace que el cuerpo produzca más insulina. La insulina le indica al cerebro que tiene hambre, lo que te hace comer más. La insulina también le dice a tu hígado que fabrique grasa. Si puedes evitar que lo niveles de insulina aumenten, puedes reducir los dolores del hambre y la creación y el almacenamiento de grasa. La metformina también se ha asociado con una sensación de saciedad que evita ingerir alimentos fuera de las horas regulares. Todo esto ayuda a la pérdida de peso progresiva.

Ver también: ¿Cómo se utiliza la metformina para bajar de peso?

¿Cuándo la metformina no funciona?

Si comes alimentos que aumentan rápidamente el nivel de glucosa en la sangre, la metformina no será eficaz para la pérdida de peso. El rápido aumento hace que el cuerpo produzca insulina antes de que la metformina pueda hacer efecto. Además, no todas las pruebas muestran consistentemente la pérdida de peso con metformina. Pero todas las pruebas confirman que este medicamento es al menos eficaz en la prevención del aumento de peso adicional.

Durante y después del tratamiento con metformina es importante llevar una dieta saludable, rica en vegetales, fibras y frutas con bajo contenido de azúcar. Hacer ejercicios al aire libre, por lo menos media hora al día también contribuyen a reducir los niveles de azúcar en sangre. En ocasiones, los pacientes después de dieta y ejercicios, mantienen niveles adecuados de glicemia y pueden suspender el tratamiento.

Te gustaría leer: Los efectos de la dieta en la diabetes

¿Cuáles son las dosis de la metformina?

La metformina viene en 500 mg, 850 mg y 1.000 mg. La dosis habitual es de 850 a 1.000 mg dos veces al día. La dosis máxima segura es 850 mg tres veces al día. El Glucofage XR es una tableta de liberación prolongada que permite que el paciente tome únicamente una sola píldora cada día. Los pacientes suelen empezar con una dosis baja para ver cómo la droga les afecta. Si necesitan reducir más el nivel de insulina, el médico aumentará gradualmente la dosis.

Seguir leyendo: Como tomar metformina

¿Qué efectos adversos tiene la metformina?

Consulta con tu médico si sufres de enfermedades del hígado, renales o cardiovasculares. La metformina puede estar contraindicada en éstas enfermedades. Como la metformina produce alteración en los niveles de glicemia puedes presentar mareos, debilidad, náuseas, vómitos, diarrea, cefalea y calambres musculares.

Está relacionado con la aparición de ácidosis láctica, por lo que ante síntomas de calambres musculares, dolor abdominal y trastornos del estado de conciencia, consulta inmediatamente al médico. Tomar otros medicamentos como el topiramato, acetazolamida entre otros está relacionado con un incremento en el riesgo de padecer ácidosis láctica cuando se combina con la metformina.

Se excreta en la leche materna y su uso durante el embarazo no está recomendado.

Te interesaría ver: Seguridad de la metformina

Consulta a tu médico

Habla con tu médico acerca de si debes usar metformina para la pérdida de peso. La droga puede causar náuseas y diarrea. Esto podría explicar en parte la pérdida de peso y puede que no sea algo que perdure. Si optas por probar la metformina, debes contar con una evaluación metabólica antes de tomar el medicamento y debes volver a controlarla al año.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud