¿Cuándo un herpes labial no es contagioso?

Escrito por Contributor
No compartas elementos que estén en contacto con la boca mientras tengas alguna llaga.
lápiz labial image by enens from Fotolia.com

El herpes labial o herpes febril, es una caso común en los Estados Unidos. Según AidsInfo.net, aproximadamente 45 millones de personas están infectadas con HSV-1, lo cual significa que aproximadamente 1 de cada 5 personas mayores de 12 años lo tiene. A pesar de que puede ser doloroso e irritante, el herpes labial puede ser controlado.

Tipo

El herpes labial es causado por el virus herpes simplex 1. Esto no se debe confundir con virus herpes simplex tipo 2, que causa herpes genital.

Geografía

Una persona contraerá, con más frecuencia, un herpes labial o herpes febril en el labio. El herpes labial también puede manifestarse en las fosas nasales, la barbilla y los dedos. Éste dura de 7 a 10 días.

Síntomas

La mayoría de las personas con herpes labial saben cuándo sucede un brote. Por lo general, recibirá una sensación de "hormigueo" en el área derecha antes de que el dolor haga su aparición. Se formará una ampolla, la cual se reventará y formará una costra, en ocasiones varias veces antes de que finalmente sane por completo. El herpes labial es siempre contagioso, pero cuando se revientan son más contagiosas, éste escenario es llamado el "llanto".

Conceptos erróneos

Debido a que el herpes labial es causado ​​por un virus, no hay curación. El virus estará siempre presente en el cuerpo, incluso si una persona no tiene brotes recurrentes. Es falso decir que debido a que el herpes labial no está presente una persona es incapaz de transmitir este virus a otros, pero es más probable que se propague cuando las llagas están presentes.

Precausiones

A pesar de que muchas personas tienen el virus que causa el herpes labial, hay formas de evitar contraer el virus o contagiar a otros. Evita los besos mientras haya una úlcera activa. No compartas objetos, como por ejemplo el bálsamo para los labios, que tienen contacto con la zona afectada. Lávate las manos con frecuencia y usa bloqueador solar, ya que el sol puede ser un desencadenante de un brote.