¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuáles son los signos y síntomas de un coágulo de sangre en el cerebro?

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 28, 2018

Los coágulos de sangre en el cerebro pueden causar los llamados accidentes cerebrovasculares (ACV).

Hay cuatro tipos de accidentes cerebrovasculares. Dos no están relacionados con la formación de coágulos y son causados por la hemorragia de un vaso sanguíneo o arteria. Esto se denomina hemorragia subaracnoidea o cerebral.

Los otros dos tipos de accidentes cerebrovasculares son causados por coágulos de sangre. Estos se denominan trombosis cerebral y embolia cerebral.

Artículo relacionado: Procedimientos médicos para eliminar coágulos de sangre

La trombosis cerebral ocurre por la presencia de un trombo, coágulo, formado en las arterias que detiene o ralentiza el flujo sanguíneo al cerebro.

Por su parte la embolia cerebral se crea cuando un embolismo, que es un coágulo errante de otra parte del cuerpo, se aloja en una arteria y causa la disminución del flujo sanguíneo.

Dado que estos accidentes pueden causar un daño permanente, es importante conocer los síntomas de los coágulos de sangre en el cerebro.

Vamos a repasar en este artículo este tipo de condiciones para que puedas tener una idea de sus síntomas y características si tú o alguien cercano llega a sufrir por la presencia de un coágulo de sangre en el cerebro.

La trombosis cerebral

La trombosis cerebral (coágulo del cerebro) es la causa más común de accidentes cerebrovasculares.

A menudo se produce cuando la presión arterial es baja. Muchas veces ocurre por la noche o a primera hora de la mañana, ya que la presión arterial suele ser menor entonces.

Se considera que la trombosis cerebral se desarrolla la mayoría d ellas veces sobre una lesión vascular previa, que provoca adherencia de plaquetas y fibrina, entre las que quedan atrapados elementos sanguíneos y se desarrollan coágulos.

En la medida que estos coágulos aumentan de tamaño, cierran el paso por el vaso sanguíneo y provocan diferentes grados de isquemia cerebral. Cuando llega a cerrar totalmente el vaso, ocurre la trombosis cerebral.

Coágulo versus accidente cerebrovascular

Los síntomas de los coágulos son similares a los síntomas de derrame cerebral. A menudo no hay síntomas hasta el momento del accidente, o "ataque cerebral".

Uno de los síntomas que puede aparecer antes de un accidente cerebrovascular es el dolor de cabeza que no desaparece o que es más grave que cualquiera que hayas tenido antes.

Otros síntomas

Los síntomas de los coágulos de sangre en el cerebro incluyen dolores de cabeza y mareos.

Estos podrían estar acompañados por cambios en la visión. Puede haber cambios en el habla o incluso dificultad para hablar. La parálisis de alguna parte del cuerpo también puede ser una señal de un coágulo o derrame cerebral.

La dificultad para caminar, incluso si no es parálisis puede notarse.

Ataques isquémicos transitorios

A veces estos síntomas se experimentan por un tiempo muy corto, posiblemente sólo unos minutos. Esto podría significar que ha ocurrido un ataque isquémico transitorio (AIT).

El ataque isquémico transitorio es denominado también como "mini-accidente cerebrovascular", pero tiene el potencial para conducir a un derrame cerebral completo.

Por lo tanto, incluso si los síntomas se disipan rápidamente, una persona con estos síntomas debe recibir atención médica inmediata.

Te recomendamos leer: ¿Cuánto tiempo se tarda en caminar después de un accidente cerebrovascular?

Los síntomas de un ataque isquémico transitorio son similiares a los de un accidente cerebrovascular o un derrame, pero con una duración mucho menor.

Estos síntomas se presentan de manera repentina e incluyen entumecimiento o debilidad, especialmente en un lado del cuerpo, confusión o dificultades para hablar o entender a las demás personas y dificultad para caminar.

También puede haber problemas de visión en uno o ambos ojos, mareos y pérdida del equilibrio o de la coordinación de los movimientos

Advertencias

Puesto que los coágulos de sangre bloquean el flujo de sangre y pueden causar accidentes cerebrovasculares cuando están en el cerebro, son muy peligrosos.

El problema es que las células mueren rápidamente sin sangre al cerebro, que es como puede ocurrir un daño permanente.

Mientras más temprano se trate, menos posibilidades a largo plazo de tener incapacidad permanente debido a la muerte de las células cerebrales.

En muchos casos, la recuperación de un ACV es posible en cierto grado con medicamentos y ejercicios , unos más completos que otros, pero la prevención y rápida acción es siempre la primera arma para evitar daños en el cerebro ante una situación como esta.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.