¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuáles son los riesgos de los rayos X?

Escrito por Macarena Fernandes Diaz | Fecha actualizada May 24, 2018

Los rayos X son una de las herramientas más valiosas descubiertas en la historia de la ciencia y la medicina moderna por sus múltiples aplicaciones para la detección de todo tipo de enfermedades y daños dentro del cuerpo humano.

Sin embargo, al basarse en radiación tienen también muchos riesgos para el organismo y sus células.

Lee también: Factores de la exposición a las radiografías

Aunque necesarios para el campo de la medicina, por desgracia, los rayos X son perjudiciales para el paciente que los recibe, el técnico que administra el procedimiento y cualquier persona presente en la zona donde se estén utilizando los equipos de radiología.

Por lo tanto, es importante conocer estos riesgos y efectos.

Historia

Los rayos X fueron descubiertos de manera accidental en el año 1895, mientras se investigaban los denominados “rayos catódicos”.

El científico alemán Wilhelm Conrad Roentgen fue uno de los primeros en comenzar el registro de información acerca de los rayos X, a los que puso esta letra como identificativo porque se trataba de un tipo de radiación totalmente desconocida para la ciencia del momento.

Científicos como Thomas Edison, Nikola Tesla y Hittorf Johan avanzaron en la comprensión de los rayos X y descubrieron los diferentes aspectos de la radiografía.

A comienzos de 1900, el inglés John Hall Edwards desarrolló la idea de usar los rayos X utilizados con fines médicos. Edwards llegó a tener que amputarse un brazo por una dermatitis causada por la continua exposición a esta radiación, por lo que desde un principio se entendió que estos rayos tenían riesgos para la salud.

Características

Las radiografías son imágenes obtenidas en un sustrato fotográfico sensible a los rayos X sobre el cual se coloca la parte del cuerpo cuyas estructuras internas se desea “fotografiar”.

La radiación pasa a través de las partes blandas del cuerpo humano, mientras que es bloqueada por las partes más duras.

Esta es la razón por la que las radiografías muestran piezas blancas y piezas negras. Por ejemplo, los huesos aparecen en color blanco pues los rayos no los atraviesan, mientras que un corazón o músculo se ve oscuro porque hay una mayor exposición de la película sensible a los rayos X.

Los rayos X de longitud más corta se usan con fines terapéuticos, mientras que los de longitudes de onda más largas tienen utilidad en el diagnóstico de enfermedades y lesiones.

Efectos nocivos de los rayos X

Los efectos nocivos de los rayos X son muchos. En primer lugar, tienen efectos sobre el ADN de las células y pueden llegar a destruir los tejidos vivos si hay una sobreexposición.

El daño en el ADN puede provocar el suicidio celular y la división celular aleatoria, la latencia de la célula y favorecer la formación de tumores cancerosos.

Son peligrosos para el aparato genital masculino y femenino, que incluso pueden llegar a una condición de esterilidad.

Pueden ser muy perjudiciales para una mujer que está embarazada y pueden causar defectos en el bebé y afectar el proceso del parto.

Las células sanguíneas y de la médula ósea son muy sensibles a los efectos de los rayos X y se puede producir anemia si se afectan los glóbulos rojos, responsables de llevar oxígeno a todas las células del cuerpo.

Si se afectan los glóbulos blancos, quedaría anulado el sistema inmunológico y el cuerpo quedará expuesto a enfermedades e infecciones.

El daño de la médula ósea afecta las estructuras de la piel, provocando pérdida del cabello, erupciones y enrojecimiento superficial.

¿En cuánto tiempo aparecen las secuelas de los rayos X?

Algunos efectos nocivos de la radiación de rayos X pueden aparecer en el cuerpo y la piel inmediatamente después de la exposición, incluso en lapsos de apenas 2 horas o pocos días.

Sin embargo es más difícil descubrir si han ocurrido daños en el interior del cuerpo, en el proceso de formación del feto o en el sistema hematológico o sanguíneo del paciente expuesto.

Cómo minimizar la exposición a los rayos X

Quienes trabajan con equipos de rayos X o deben ser sometidos regularmente a este tipo de radiación deben tomar precauciones para minimizar sus efectos nocivos.

Los técnicos radiólogos siempre deben usar delantales y guantes de plomo, así como colocarse detrás de una pantalla de plomo al activar los equipos, tanto para protegerse de los rayos principales emitidos por estos, como por los rayos dispersos que puedan surgir.

Tema relacionado: Los riesgos de ser un técnico radiólogo

Un paciente sólo debe someterse a una radiografía si es vital para obtener más información sobre su estado de salud que un examen físico puede proporcionar.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.