Cuáles son los peligros de los marcadores Sharpies

Escrito por Crystal Lee
Sharpie.
Duncan Smith/Photodisc/Getty Images

El fuerte olor de un marcador Sharpie es una molestia para algunos, sin embargo, para otros es una herramienta. Los Sharpies emiten humos tóxicos que tú o tu hijo pueden oler y entrar en un estado de euforia breve. También conocido como "soplar" o "inhalar", muchos niños están participando en este peligroso hábito.

Inhalador

Los inhaladores, incluidos los marcadores Sharpie, pueden causar enfermedades graves, como daño neurológico o incluso la muerte. El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, caracterizó a los inhaladores como "vapores químicos que las personas inhalan intencionalmente por los efectos químicos que producen alteraciones mentales". Otros ejemplos de inhaladores incluyen disolventes de limpieza y latas de pintura.

Adicción

La exposición prolongada a la inhalación de los marcadores Sharpie puede llevar a la inconsciencia. Muchos jóvenes, sin embargo, ponen a prueba los límites y se convierte en adictos a los efectos de los inhaladores. Los objetos que se pueden inhalar, como los Sharpies, con el fin de intoxicarse, te pueden llevar hacia otros problemas de abuso de sustancias. Los inhaladores son una droga de entrada, lo que significa que no contienen propiedades adictivas, pero puede conducir a la utilización de otras más fuertes y adictivas.

Síntomas del abuso de inhaladores

Préstale atención a tu hijo para identificar las señales de advertencia de un posible abuso de inhalantes. Un signo revelador del abuso de inhalantes es la hemorragia nasal constante. Otros signos físicos incluyen manchas y llagas alrededor de la boca, ojos rojos y náuseas. Los abusadores de inhalantes también pueden sufrir de náuseas y tienen un aroma constante de productos químicos en la ropa o en el cuerpo. La dificultad en el habla, la ira inexplicable y la ansiedad son también síntomas comunes de soplar o aspirar.