¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuáles son los beneficios del Omega 3, 6 & 9?

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 23, 2018

Los aceites grasos Omega-3, Omega-6 y Omega-9 son vitales para la buena salud del ser humano, pues favorecen el crecimiento y formación de la piel, sistema respiratorio, sistemas reproductivo y circulatorio y toda la red del sistema nervioso, incluyendo el cerebro.

Los aceites Omega-3 y Omega-6 no pueden ser producidos por el cuerpo, y deben obtenerse a través de alimentos o suplementos vitamínicos.

Sin embargo, el organismo si puede producir el Omega-9 a partir de la síntesis de los otros dos.

No dejes de leer: Lista de comidas que tienen ácidos grasos esenciales

Vamos a revisar sus virtudes y la importancia de que los incluyas en dosis adecuadas en tu dieta diaria.

Acido graso Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada, que solo es obtenida a través de los alimentos de la dieta diaria. Contienen ácidos grasos poliinsaturados, ácido docosahexaenóico (DHA) y ácido eicosapentaenóico (EPA).

Sus principales fuentes son la canola, soja, nueces y semillas de lino.

También abundan en los aceites corporales de pescados como el salmón, sardinas, arenques y caballas e incluso en la carne de avestruz.

Las algas marinas, muy populares en países de Asia y Oceanía, también son una gran fuente de ácido graso Omega-3.

En 1976, científicos daneses estudiaron la dieta de los indígenas esquimales y demostraron que la dieta alta en pescado, que se traduce en ácidos grasos Omega-3, puede disminuir los niveles de triglicéridos en la sangre y evitar que se obstruyan las arterias.

Acido graso Omega-6

Los ácidos grasos Omega-6 también son una grasa poliinsaturada, esencial para la salud porque el cuerpo humano no puede producirlos.

Por esa razón, deben incorporarse a través de los alimentos, especialmente los que tengan grasas animales y vegetales, tales como las carnes rojas y de aves, frutas secas y los aceites vegetales como el aceite de maíz, soja, canola, oliva y de girasol.

Otras fuentes son el maní, las semillas de algodón, arroz, carnes rojas, huevos y los lácteos.

El Omega-6 contribuye a una buena salud reproductiva y al desarrollo del cerebro.

Acido graso Omega-9

También conocidos como ácidos oleicos o grasas monoinsaturadas, los ácidos grasos Omega-9 pueden ser producidos por el organismo humano a partir de los Omega 3 y 6.

Sin embargo, es un nutriente muy abundante en los aceites vegetales como los de canola, girasol, oliva y nuez.

Los aceites provenientes de estas fuentes han surgido como una alternativa más saludable y altamente funcional a los aceites de cocina parcialmente hidrogenados, que a menudo tienen un alto contenido de grasas trans y saturadas no saludables.

De hecho, se consideran valiosos para reducir factores que pueden llevar a la aparición de enfermedades coronarias y diabetes y fortalece el sistema inmunológico.

¿Qué ocurre si hay deficiencia de estos ácidos grasos?

La deficiencia de éstos 3 ácidos grasos ocasiona sarpullidos en la piel, fatiga, compromete el sistema immunológico, causa infertilidad y otros problemas del sistema reproductivo.

Además aumenta la posibilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

¿Cuál es el nivel adecuado de consumo diario de Omega 3, 6 y 9?

Lo ideal es que tu dieta diaria contenga dos o cuatro veces más Omega-6 que Omega-3.

Pero debido al alto número de comidas procesadas y aceitosas típicas de la dieta occidental actual, muchas personas consumen entre 14 a 25 veces más Omega-6 que Omega-3.

Lee además: ¿Son las cápsulas de aceite de pescado buenas para la piel y el cabello?

Este consumo de ácidos grasos omega en una proporción errónea puede hacer desaparecer los beneficios que éstos aportan.

El consumo exagerado de Omega-6 combinado con dosis demasiado bajas de Omega-3 está relacionado a desórdenes inflamatorios tales como la artritis y la psoriasis.

Advertencia

Los suplementos solo deben tomarse bajo supervisión de un proveedor de salud. Las personas que sufren de convulsiones no deben tomar suplementos con Omega-6 como el aceite de onagra vespertina.

Las mujeres embarazadas no deberían consumir aceite de semilla de borraja, ya que puede dañar al feto y adelantar la labor de parto.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.