¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cuáles son los beneficios del glicinato de magnesio

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 21, 2018

El glicinato de magnesio está hecho de magnesio, un mineral esencial y de glicina, un aminoácido no esencial. Se utiliza principalmente en forma de suplemento para tratar algunos síntomas del síndrome de fatiga crónica o fibromalgia.

El glicinato de magnesio es fácilmente absorbido por el cuerpo, gracias a su componente aminoácido, la glicina o ácido amonoetanóico. Además, tiene menos efectos laxantes que otras formas de magnesio.

Las bondades del glicinato de magnesio como alivio de los síntomas del síndrome de fatiga crónica fueron planteadas por Jonathan Prousky, autor de “The Vitamin Cure por Chronic Fatigue Syndrome” (La cura vitamínica para el síndrome de fatiga crónica, en español).

El autor señala en su estudio que las personas que sufren esta condición con frecuencia tienen un determinado grado de privación de oxígeno en los tejidos, que a veces se relaciona con una incapacidad para utilizar adecuadamente el magnesio en el cuerpo o su deficiencia.

Artículo relacionado: Tipos de suplementos de magnesio

Prousky asegura que la falta de oxígeno puede causar dolor muscular y flacidez, como también fatiga y por lo tanto, ingerir regularmente alguna forma fácilmente absorbible de magnesio, como el glicinato de magnesio o el citrato de magnesio, así como el ácido málico, ayuda a revertir esta situación.

A tal fin, se recomienda ingerir al menos 300 miligramos de magnesio y 1.200 miligramos de ácido málico al día, pero siempre tras haber consultado a un médico para asegurarse que esta dosis es la adecuada a cada caso.

Efectos beneficiosos en estado de ánimo y cuerpo

Otro beneficio del glicinato de magnesio es que tiene una alta capacidad para ayudar a equilibrar los cambios de humor, pues el magnesio es un mineral indispensable para la regulación de los receptores de neurotransmisores en el cerebro, asegura Lewis Harrison, autor de “Healing Depression Naturally” (Sanando la depresión naturalmente”

El autor destaca que las personas afectadas por episodios depresivos regulares suelen tener bajos niveles de magnesio en su organismo.

A nivel mental, esto provoca síntomas iniciales como apatía, anorexia, confusión, disminución de la capacidad de aprender, mala memoria, ansiedad, duelo, irritabilidad, insomnio o delirio.

Los síntomas físicos pueden incluir adormecimiento, hormigueo en el cuerpo, llanto, contracciones musculares sostenidas y ritmo cardíaco irregular o rápido.

La Oficina de Suplementos Dietarios de Estados Unidos (ODS por sus siglas en inglés) señala que los primeros síntomas de la deficiencia de magnesio pueden incluir debilidad, fatiga, pérdida de apetito, náuseas y vómitos.

Esta institución señala en sus informes y publicaciones que los síntomas tardíos de un bajo nivel de magnesio en el cuerpo incluyen hormigueo, alteraciones del ritmo cardiaco, calambres, convulsiones, cambios de personalidad y espasmos coronarios.

Por su parte, una deficiencia severa puede originar que los niveles de potasio o calcio en la sangre bajen en exceso, lo que pondría en peligro la vida de la persona.

Lee además: ¿Es seguro tomar magnesio durante el embarazo?

El glicinato de magnesio puede ser especialmente útil para hacer frente a estos síntomas, porque el mineral magnesio ayuda a estabilizar el sistema nervioso, mientras que el aminoácido glicina produce un efecto calmante sobre el cuerpo.

Usos en toxicología clínica

El componente aminoácido glicina también ayuda a eliminar mercurio de tu cuerpo en caso de que sufras una intoxicación con este metal.

El mercurio es un metal pesado sumamente tóxico, que al igual que el plomo, es usado en muchos procesos industriales, minería y otras actividades donde los trabajadores y residentes cercanos pueden verse expuestos a contaminación con los mismos.

En el caso del mercurio, su presencia en el cuerpo puede llevar a la inestabilidad emocional y severos problemas neurológicos, de tipo incapacitante.

La eliminación de mercurio y plomo, se ha realizado durante décadas a través de una técnica muy difundida en la toxicología clínica denominada quelación. El glicinato de magnesio ayuda en este proceso y es muy usado con ese fin.

Otros autores señalan que el cuerpo humano tolera mejor el glicinato de magnesio que el óxido de magnesio usado normalmente para tratar la fatiga crónica.

Si estás sufriendo de deficiencia de magnesio, el glicinato de magnesio u otras formas de magnesio quelato pueden ser tu mejor opción, ya que son muy bien absorbidos y tienen numerosas ventajas sobre otros productos.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.