¿Cuáles son los beneficios de los brotes de alfalfa?

Escrito por Paul Favors
Thinkstock/Comstock/Getty Images

La alfalfa es conocida por sus profundas raíces, que pueden tener entre 20 y 30 pies (6 a 9 metros) de profundidad, por lo que acceden a nutrientes que no están disponibles en la superficie del suelo. Por lo tanto, los brotes de alfalfa ofrecen varios beneficios para la salud.

Datos

Los brotes de alfalfa son ricos en vitaminas y minerales que ayudan al desarrollo de los huesos. La alfalfa aporta proteínas, calcio, caroteno, hierro, zinc y vitaminas A, B1, C, E y K. La alfalfa puede estar disponible a modo de semillas, hojas o tabletas; sin embargo, el consumo de brotes de alfalfa maduros ofrece la mayor cantidad de beneficios.

Antioxidantes

Los brotes de alfalfa son una poderosa fuente vegetal de antioxidantes. Un antioxidante es una molécula que tiene la capacidad de retrasar y hasta incluso de prevenir la oxidación de otras moléculas, que pueden crear radicales libres. La presencia de radicales libres daña las células. La alfalfa ayuda a prevenir el cáncer y las enfermedades coronarias gracias a sus propiedades antioxidantes; además, alivia los síntomas asociados con la menopausia y la artrosis.

Antiinflamatorios

Un compuesto de los brotes de alfalfa inhibe la inflamación, así que se puede usar para tratar y controlar el dolor al reducir la hinchazón. Los brotes de alfalfa son particularmente útiles para las personas con artritis.

Inmunidad

El alto contenido de saponinas en los brotes de alfalfa fortalece el sistema inmune. Las saponinas afectan el tracto intestinal al reducir la cantidad de bacterias. Además, las vitaminas y los minerales, en particular la vitamina C, aumenta la capacidad del cuerpo de combatir infecciones. La alfalfa aumenta la producción de linfocitos T e interferones para mejorar la inmunidad.

Enfermedades

Los brotes de alfalfa también se emplean para reducir la acumulación de colesterol en el hígado. Los fitoestrógenos de la alfalfa pueden mejorar la formación ósea y aumentar su densidad en personas que padecen enfermedades degenerativas en los huesos.