¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuáles son los beneficios de la progesterona en las 5 semanas de embarazo?

Escrito por Maria Luisa Prats | Fecha actualizada August 31, 2018

Las hormonas son sustancias que generan algunos órganos de nuestro cuerpo con el fin de enviar señales reguladoras dentro de nuestro organismo. Si bien, en el ciclo menstrual participan varias hormonas, el estrógeno y la progesterona son las protagonistas durante este proceso. Sus fluctuaciones a lo largo del mes, envían señales que desencadenaran procesos íntimamente relacionados con la posibilidad de embarazo.

El ciclo menstrual tiene una duración considerada normal de entre 21 a 35 días, tomándose como referencia una duración de 28 días. Los ciclos que duran menos de 21 días o más de 35 son motivo suficiente para que realices una consulta con tu médico, especialmente si esto se repite en el tiempo.

Durante la primera mitad del ciclo, desde el día uno que coincide con el comienzo de tu menstruación, hasta el día 14, el aumento de los niveles de estrógeno prepara al ovario para libere al óvulo, proceso conocido como ovulación.

Durante la segunda mitad de este ciclo, que comprende entre el día 14 y el 28, la hormona progesterona toma protagonismo. A partir de ese momento, ésta hormona prepara al cuerpo de la mujer para un posible embarazo. La principal acción de la hormona progesterona durante este período es desarrollar y estimular el crecimiento de la capa interna del útero, que se llama endometrio, para alojar al embrión. Si durante el ciclo menstrual no se produce una unión entre un óvulo liberado y un espermatozoide, proceso conocido como fecundación, los niveles de progesterona descenderán y se producirá la menstruación.

¿Para qué sirve la progesterona en el embarazo?

La fecundación es la unión del óvulo y el espermatozoide. Desde ese momento, se ponen en marcha mecanismos para alojar al embrión y nutrirlo, facilitando su crecimiento y normal desarrollo.

A partir de la fecundación y durante todo el embarazo, la progesterona es una de las hormonas más importantes. La progesterona en el primer trimestre de embarazo colabora y facilita la implantación del óvulo fecundado en el endometrio y también interviene en su nutrición. A partir de la décima semana de embarazo, la progesterona comienza a ser producida por la placenta y mantiene sus niveles hasta el final del embarazo. El efecto de la progesterona en el primer trimestre de embarazo también tiene lugar en las glándulas mamarias, estimulando su desarrollo para la lactancia.

Principales acciones de la progesterona

Esta hormona a lo largo del embarazo interviene en muchas acciones protectoras. El útero al estar ocupado en su interior, tiende a generar contracciones, los niveles normales de la hormona progesterona evitan esta actividad que puede ser perjudicial para el feto y podría desencadenar un parto prematuro.

La progesterona en el primer trimestre del embarazo se encarga de que el sistema inmune de tu cuerpo reconozca al embrión como propio, de esta manera no será atacado por las células de la defensa. Esta es una acción clave para mantener y llevar a término el embarazo, por eso se la considera una hormona de gran importancia.

También puede interesarte: Causas de los períodos menstruales largos

Síntomas del aumento de la progesterona

Inclusive antes de saber que te encuentras embarazada, puedes tener síntomas y la progesterona es responsable de varios de ellos.

El cansancio y las ganas de dormir son frecuentes en la mujer durante el primer trimestre del embarazo. Los cambios que enfrentará tu cuerpo y la demanda de energía hacen que el reposo sea tu mejor aliado, es función de la progesterona asegurar que descanses.
El aumento de las ganas de orinar, sentirte muy llena o pesada cuando terminas de comer, la retención de líquidos, y la sensación de bienestar que sientes cuando estás embarazada, también son su responsabilidad. La progesterona actúa directamente sobre tu sistema digestivo y retarda todos los procesos, puedes sentirte hinchada y sufrir de constipación y hemorroides.

La mama es otro objetivo de esta hormona. Si bien desde la segunda mitad del ciclo menstrual la función de la progesterona es preparar a las mamas para un posible embarazo, estas funciones continúan durante todo el embarazo. Los niveles de la hormona progesterona aumentan mes a mes y su efecto se manifiesta con mamas hinchadas, tensas y dolorosas. Esa es la señal de que tu cuerpo se está preparando para amamantar a tu bebé.

Progesterona recetada por tu médico

En algunos casos, tu médico puede recetarte progesterona para mantener un embarazo saludable y llevarlo a término. Estos casos son muy puntuales y solo el profesional que te atiende puede recetarte progesterona. En general, se administra si te has realizado un tratamiento de fertilización in vitro. Es posible que comiences el tratamiento desde antes de la implantación artificial, recuerda que es función de la progesterona acondicionar al útero para recibir al embrión y anidarlo. Puedes llegar a tener que recibir progesterona hasta la semana diez de embarazo, a partir de ese momento momento la placenta se hará cargo de su producción.

Si tu médico considera que tienes un embarazo con riesgo de aborto, seguramente te solicitará un estudio en sangre para analizar los niveles de tus hormonas. Si observa que los niveles de la progesterona se encuentran por debajo de lo normal, puede recetarte progesterona sintética para elevar sus valores. Tu médico te indicará cuales son los riesgos y beneficios de utilizar progesterona en esta instancia.

Si previamente al embarazo tienes períodos irregulares, es posible que tengas un desequilibrio hormonal. Si no estás produciendo suficiente progesterona puedes tener trastornos en la duración y en la cantidad de tu menstruación. Su administración externa, como pastillas de progesterona , colaborará en el restablecimiento de tu equilibrio hormonal y normalización de los ciclos menstruales.

Tema relacionado:
Peso saludable durante el embarazo

¿Cómo se toma la progesterona?

Una vez que tu médico te ha indicado progesterona, podrán conversar sobre sus formas de administración. El método más utilizado es la progesterona inyectable, una vez al día. También se puede aplicar como un gel vaginal, este es el método predilecto por su comodidad. Existen supositorios y óvulos vaginales que se utilizan a menudo. Por último, también existen las pastillas de progesterona que se utilizan principalmente cuando hay períodos menstruales irregulares.

¿Qué efectos secundarios tiene la progesterona sintética?

Como cualquier medicamento, la administración externa de progesterona o de pastillas de progesterona, puede hacer que tengas algunos malestares. Es habitual la inflamación o hinchazón, debido a que esta hormona predispone a la retención de líquidos. Además de inflamación abdominal, puedes observar tus tobillos y tus piernas hinchados y pesados. La acción de crecimiento y desarrollo de las mamas hará que estas se encuentren más sensibles y tensas. Puedes tener náuseas, vómitos, puedes sentirte mareada y con dolor de cabeza. Recuerda estar siempre en contacto con tu médico e informarle si estos síntomas empeoran.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.