¿Cuáles son las funciones de la gonadotrofina coriónica humana?

Escrito por Jay P. Whickson
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

¿Qué es la gonadotrofina coriónica humana?

Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

La gonadotrofina coriónica humana (hCG, por sus siglas en inglés) es una hormona que el embrión produce enseguida después de la concepción. Más tarde, la hormona proviene de una parte de la placenta denominada sincitiotrofoblasto, y juega un rol importante en cuanto a mantener la gestación. Posee dos partes, siendo una de ellas idéntica en sustancia a tres hormonas en el organismo adulto: las hormonas luteinizantes -o LH, que estimulan la producción de testosterona en los hombres y la ovulación en las mujeres-, las hormonas FSH -o folículo estimulantes que controlan el crecimiento, el comienzo de la pubertad, el desarrollo y la reproducción-, y la TSH, que es una hormona de estimulación de la tiroides. La otra parte se encuentra sólo en la hCG y contiene aminoácidos codificados.

Mantener el embarazo

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

La gonadotrofina coriónica humana juega un rol importante para mantener la secreción de progesterona, la cual engrosa las paredes del útero y protege al cuerpo lúteo de la desintegración. La progesterona ayuda a hacer venas y capilares sanguíneos adicionales para el recubrimiento uterino, de manera tal que pueda soportar el crecimiento del feto.

Protección

NA/PhotoObjects.net/Getty Images

La hCG contiene una alta carga negativa que protege al feto en crecimiento de los posibles ataques de rechazo por parte de las células de inmunidad maternas durante el primer trimestre. La mala noticia es que también puede ser responsable por los malestares matutinos.

Exámenes

Comstock/Comstock/Getty Images

Una de las maneras en que los médicos pueden deducir si una mujer está embarazada es mediante la extracción de sangre, o también por un examen de orina. Éste es un examen de detección temprana de la hormona, ya que los profesionales buscan gonadotrofina coriónica en las muestras. También verifican el nivel de la misma para detectar defectos de nacimiento. Si una mujer tiene un crecimiento en el útero, un examen de hCG determina si se trata de un crecimiento del tejido, un cáncer, un embarazo ectópico o uno normal. En un hombre, un alto nivel de hCG puede indicar la presencia de un tumor. Éstos pueden ser tumores muy pequeños en los testículos que no pueden detectarse de otra manera. A veces, un examen positivo en un hombre o en una mujer no encinta significa que existe un cáncer en alguna otra parte, como en el intestino, el hígado, los pulmones o el páncreas.

Infertilidad

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Con frecuencia, los médicos prescriben hCG en conjunto con tratamientos de infertilidad para ayudar a implantar el óvulo y a mantener el embarazo. Debido a que estimula el implante del óvulo, es uno de los factores responsables de algunas gestaciones múltiples.

En hombres

Siri Stafford/Digital Vision/Getty Images

En los hombres, la gonadotrofina coriónica humana estimula los testículos. Si existe una baja producción de testosterona, testículos que no han descendido o atrofia testicular, la hCG ayuda a solucionar estos problemas. Ella imita a las hormonas luteinizantes y envía un mensaje como si fuese la hormona a los testículos para incrementar su producción, lo cual ayuda a todo este tipo de problemáticas.