¿Cuáles son las consecuencias de una alimentación poco saludable?

Escrito por Chelsea Day
Alimentación poco saludable.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Los medios de comunicación están repletos de informes sobre el aumento de la obesidad, los altos valores calóricos en la dieta de una persona promedio y los peligros de los conservantes y edulcorantes potencialmente cancerígenos. Sin embargo, muchas personas, hacen caso omiso y no son plenamente conscientes de las consecuencias de una mala alimentación. Las posibles consecuencias son varias y entre ellas se incluyen el dolor articular, los problemas dentales, los cambios de humor y la indigestión.

Obesidad

Hombre obeso con comida.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

La consecuencia más común de una alimentación poco saludable es la obesidad, que tiene efectos negativos sobre el corazón, las articulaciones y los músculos. Las personas obesas cargan más peso sobre sus músculos y articulaciones del que pueden soportar, lo que provoca dolor muscular y articular. El exceso de grasa corporal a menudo eleva los niveles de colesterol y puede causar infartos y accidentes cerebrovasculares.

Problemas dentales

En el dentista.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Los dentistas suelen advertir a los niños sobre los peligros de comer cantidades excesivas de caramelos, pero esta advertencia también es válida para los adultos. Una dieta con una excesiva cantidad de azúcar y deficiencias de otros nutrientes puede provocar caries y cavidades dentales.

Cambios de humor

Mal humor.
George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Las dietas que no incluyen la cantidad suficiente de vitaminas y minerales pueden hacer que las personas tengan cambios de humor drásticos. Las personas pueden volverse enérgicas y fácilmente excitables si consumen cantidades excesivas de cafeína y azúcar y se quedan fritas una vez que el cuerpo metaboliza rápidamente los carbohidratos simples. Además, la deficiencia de vitamina B causa un desequilibrio en los niveles de las hormonas que regulan el humor en el cerebro, lo que podría conducir a la depresión.

Indigestión

Mujer con indigestión.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Las dietas que se basan en alimentos cargados de conservantes, dulces o comidas rápidas a menudo no incluyen la cantidad suficiente de fibras. Esto puede provocar estreñimiento y malestar estomacal. Las dietas desequilibradas que incluyen muchos alimentos ácidos pueden provocar úlceras, que causan un intenso malestar estomacal.

Fatiga

Hombre cansado.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

La fatiga es un síntoma común que puede ser provocado por muchos desequilibrios nutricionales. La anemia (deficiencia de hierro) es un problema común en personas que se alimentan mal y es una de las principales causas de fatiga. Además, las personas pueden sentirse cansadas ante una deficiencia de potasio, proteínas o carbohidratos complejos en su dieta.