¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuáles son las causas para el hormigueo en los pies y piernas?

Escrito por FEMENINO | Fecha actualizada September 03, 2018

Las parestesias están descritas como el hormigueo y el entumecimiento. Son señales anormales que pueden producirse en cualquier parte del cuerpo. Según el National Institute of Neurological Disorders, el término parestesia se refiere a una sensación de quemadura o de pinchazos que se suele sentir en las manos, brazos, piernas o pies y a veces en otras partes del cuerpo.

La sensación, que se presenta sin previo aviso, por lo general no causa dolor sino que se describe como un hormigueo o adormecimiento, como que algo le caminara por la piel o como picazón, puede presentarse de forma transitoria o permanente dependiendo de la causa. La sensación de que una extremidad dormida o entumecida puede deberse a que el riego sanguíneo a la pierna o el pie es deficiente; también puede estar ocasionado por trastornos del nervio el cual no envía las señales adecuadas a la extremidad. Las parestesias son un motivo frecuente de consulta médica. Si aparece en una persona sana puede ser un misterio ya que hay un gran número de causas detrás de la aparición de las parestesias.

Sigue leyendo: Que puede provocar hormigueo y entumecimiento de los pies?

Tipos de hormigueo y calambres en las piernas

La sensación de adormecimiento, se debe a que has ejercido presión sobre un nervio durante un periodo de tiempo prolongado, como cuando estas sentado mucho tiempo con las piernas cruzadas, aliviándose la sensación de forma rápida una vez has retirado la presión sobre el nervio en cuestión; además puede presentarse las parestesias por alteraciones en la circulación de las extremidades como la insuficiencia venosa. También existe el adormecimiento o parestesia crónica, que suele ser un síntoma de que un nervio está afectado o que padece un daño traumático. Se han descrito varios tipos de parestesias de miembros inferiores: parestesia de Berger o parestesia de piel: trastorno que afecta de forma principal a personas jóvenes, y esta manifestada por hormigueo, debilidad y pérdida de sensibilidad en las piernas, sin signos de enfermedad subyacente; y la parestesia de Bernhardt: también conocida como meralgia parestésica, se trata de una afección por trastornos de la sensibilidad en la región del nervio femorocutáneo en las extremidades inferiores, como consecuencia de una enfermedad infecciosa, intoxicación por alcohol, diabetes y algunos tipos de traumatismos, en esta se presenta el adormecimiento en la cara externa del muslo

Tal vez te interese: Qué causa el entumecimiento de las piernas?

Causas de hormigueo y calambre en las piernas

De acuerdo a la revista Neurofeedback La parestesia en general se trata de un síntoma de otras enfermedades, incluso de trastornos neurológicos. Con frecuencia es el síntoma inicial de la polineuropatía, también degeneración de los cordones posteriores de la médula espinal, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica y síndrome de piernas inquietas. La parestesia puede ser causada por fallos en el sistema nervioso central o lesiones vasculares.
Los trastornos causantes de adormecimiento pueden incluir diabetes mellitus que generan un tipo de parestesias conocidas como parestesia en calcetín, debido a que se encuentran justo en la zona donde se usa este mismo; infartos, accidentes cerebro-vasculares, ya que algunas condiciones como la trombosis o embolia pueden interrumpir el flujo normal de oxígeno al sistema nervioso y por lo tanto afectar de forma transitoria (o permanente) a las vías nerviosas; trastornos de la tiroides como el hipotiroidismo, desbalances electrolíticos como ocurre en casos de deshidratación y en los niveles anormales de sodio o potasio y deficiencia de vitamina B12.
La cicatrices en el tejido y lesiones tumorales pueden causar compresión de los nervios que conduce a una sensación de hormigueo en el trayecto del mismo. También esta descrito hormigueo secundario a consumo de alcohol o drogas (es especial drogas psicotrópicas) e incluso puede estar asociado al síndrome de abstinencia. Además, se han descrito parestesias secundarias a medicamentos tales como metronidazol que produce parestesias muy dolorosas y el hormigueo que resulta de la aplicación de la loción de permetrina indicada para la escabiosis. La menopausia se asocia con oleadas de calor y parestesias generalizadas.
Se describe un tipo de parestesias muy frecuente en personas jóvenes provocadas por la hiperventilación de los ataques de pánico. Los procesos infecciosos tales como virus de herpes simple y herpes zoster, enfermedad de Lyme, síndrome de inmunodeficiencia humana, síndrome de Guillain-Barre pueden producir parestesias permanentes.

Los síndromes de atrapamiento de nervios, como el síndrome del túnel tarsiano o el pinzamiento de nervios por alteraciones relacionada con la columna vertebral entre los que se encuentra la hernia discal, pueden dañar los nervios periféricos y causar parestesia acompañada de dolor y limitación para las actividades de la vida diaria. Algunas picaduras de insectos entre los que se encuentra las arañas, así como mordeduras de animales pueden causar adormecimiento en las extremidades.
También puede suceder como consecuencia de una lesión en la parte baja de la espalda y causar alteración del nervio ciático, lo que trae como consecuencia una sensación de entumecimiento u hormigueo en la parte posterior e inferior de la pierna que va depender del tipo de lesión de dicho nervio. La parestesia también suele aparecer cuando esta dañada la mielina, que son las células que forman vainas alrededor de los axones neuronales que permiten el aislamiento y el paso del impulso nervioso.

Continua leyendo: Adormecimiento en los dedos de los pies al hacer ejercicio

Es bueno ante la sensación de hormigueo aliviar la presión en la extremidad afectada, además se pueden colocar las piernas en alto sobre el nivel del corazón, para mejorar la circulación. En caso de sensación de hormigueo que se presente constantemente y no cede al disminuir la presión de la pierna y el pie afectado o en caso de que se acompañe de entumecimiento, limitación para movilizar la extremidad y dolor intenso se debe acudir al medico quien realizará el examen físico y las pruebas pertinentes ya que puede ser una señal de daño neurológico. Una vez completada la exploración medica se puede llegar a un diagnóstico y su respectivo tratamiento.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.