¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuáles son las causas del moco amarillo?

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 16, 2018

El moco es una secreción viscosa producida por las membranas mucosas del cuerpo y el cual contiene enzimas que cumplen una función antiséptica que ayuda a eliminar bacterias y sólidos extraños que hayan podido entrar al organismo a través de la nariz, vagina y otras partes recubiertas por membrana mucosa.

En general está formado por sales inorgánicas suspendidas en agua, y contiene enzimas antisépticas que destruyen las paredes bacterianas como la lisozima, además de inmunoglobulinas y mucinas, que son péptidos glucosilados.

Una cierta cantidad de moco se necesita para atrapar el polvo o bacterias que amenaza con causar problemas en la cavidad sinusal.

Lee además: La producción de moco en enfermedades pulmonares

Las variaciones en el color del moco pueden mostrar que el cuerpo está sano y capaz de deshacerse fácilmente de una infección, o puede indicar la presencia de virus o bacterias comunes, como las que causan los resfriados o problemas sinusales.

Muchas veces, una persona experimentará moco amarillo, verde, blanco, y marrón en algún momento de su vida.

El color verde indica generalmente lo mismo que el amarillo, pero también puede indicar una infección respiratoria superior.

El moco amarillo resulta de una infección, regularmente de los senos o la garganta, aunque puede ocurrir por infecciones en otros lados como la cabeza y los oídos.

En general, cuando una persona comienza a producir y expulsar moco amarillo por sus mucosas nasales, se habla de que el cuerpo está luchando contra algún tipo de infección o virus en el área de su nariz o sistema respiratorio superior.

Sin embargo, si drenas moco amarillo por cualquier otra parte de tu cuerpo después de sufrir una herida, es importante ir al médico inmediatamente porque podría ser una señal de algo serio.

En este artículo vamos a repasar algunas de las posibles causas de que expulses moco amarillo por tu nariz.

Resfrío común

El resfrío común es la causa más frecuente de moco amarillo o verdoso. El moco generalmente es transparente los primeros días de un resfrío mientras tu cuerpo intenta deshacerse de las bacterias liberando una descarga mucosa.

Cuando tus glóbulos blancos comienzan a luchar contra la infección, el moco cambiará a color blanco o amarillento.

Bebe mucho líquido para facilitar el paso del exceso de moco. No hay necesidad de antibióticos, pero si el síntoma persiste más de dos semanas, visita al médico para asegurarte de que el resfrío no se ha convertido en sinusitis o bronquitis.

Sinusitis

La sinusitis o infección de los senos paranasales, crea una inflamación y sensibilidad en los conductos de drenaje. Tu nariz naturalmente produce moco como lubricante durante el día, pero cuando los conductos de drenaje están bloqueados por los senos inflamados, el moco se vuelve espeso.

Si el bloqueo continúa y gotea a la trompa de Eustaquio dentro del oído interno, puede que empieces a toser moco amarillento proveniente de la garganta.

La sinusitis puede ser causada por cualquier razón, generalmente un contaminante o agente suspendido en el aire, como el polen y en muchos casos es una condición que acompaña por años a quienes la padecen.

Aunque no todo el moco amarillento de la sinusitis necesita antibióticos, visita al médico ya que quizás los prescribirá en caso de infección.

Alergias

Las reacciones alérgicas a los desencadenantes ambientales como moho, polen o caspa animal causa la liberación de histamina en tu cuerpo.

Te puede interesar: Alimentos que reducen el moco

La histamina da lugar a una variedad de síntomas reactivos como tos, respiración dificultosa y secreción de moco. Unas dos horas después de la exposición al agente alergénico, se presenta la congestión del área nasal, comenzando la liberación de una descarga de moco amarillento.

Para evitar la congestión nasal y otros síntomas alérgicos, habla con tu médico sobre tomar antihistamínicos o medicación para alergia de venta por receta, si es necesario.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud