¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

¿Cuáles son las causas del cáncer de los ganglios linfáticos?

Escrito por Roscelys Cumana | Fecha actualizada September 14, 2018

Los ganglios linfáticos son estructuras dentro del cuerpo, de pequeño tamaño (aproximadamente como un frijol), cuya función es combatir las infecciones y las enfermedades. Existen cientos dentro del cuerpo, agrupados en ciertas partes como el cuello, axila, tórax, abdomen y la ingle, conectándose entre sí por los vasos linfaticos. También se les llama glándulas linfáticas.

Seguir leyendo: ¿Dónde están los ganglios linfáticos en un hombre?

Permiten el paso del fluido linfático de la misma manera que el sistema circulatorio transporta la sangre y el oxígeno a diferentes partes del cuerpo. Los ganglios linfáticos usan los glóbulos blancos para combatir las enfermedades junto con el fluido linfático y cuando los glóbulos blancos empiezan a reproducirse a un ritmo anormal, es cuando se desarrolla un cáncer de ganglios linfáticos.

El problema con este tipo de cáncer es que una vez que se desarrolla, se transporta fácilmente a otras partes del cuerpo. El cáncer de ganglios linfáticos es conocido como linfoma y es un cáncer que inicia en las células del sistema de defensa o sistema inmunitario.

Tanto niños como adultos pueden padecer este tipo de cáncer.

¿Cuáles tipos de linfoma existen?

Existen dos tipos de linfomas. Uno es el linfoma de Hodgkin, cuya caracteristica es la presencia de un tipo de célula llamada célula de Reed-Sternberg. El otro tipo son los linfomas no Hodgkin, en el cual hay una variedad de linfomas. Estos linfomas se van a comportar y van a responder al tratamiento de diferentes maneras, dependiendo básicamente del estadio y del tipo de cáncer. Los linfomas no Hodgkin, pueden tener crecimiento lento y otros tienen un crecimiento rápido y agresivo.

El tratamiento consiste en quimioterapia, inmunoterapia, radioterapia o una combinación de estos. Tu médico decidirá cual es la mejor opción para lograr la cura.

¿Cuáles son los sintomas del cáncer de los ganglios linfáticos?

En muchos casos, el cáncer de ganglios linfáticos puede diagnosticarse inicialmente por una inflamación de los ganglios linfáticos, fiebre o escalofríos, sudores nocturnos, pérdida de energía y pérdida de peso. Pero estos síntomas pueden indicar también otras condiciones, como una simple inflamación de los ganglios linfáticos, lo cual no es necesariamente canceroso. Aunque es vital conseguir el diagnóstico de un médico si sientes que tus ganglios linfáticos están inflamados, también es importante recordar que los ganglios linfáticos pueden indicar una plétora de otras condiciones aparte del cáncer.

Te interesaría ver también: Síntomas de cáncer de ganglios linfaticos

¿Qué me puede producir un cáncer de los ganglios linfáticos?

No se conoce con exactitud cuál es la causa del linfoma. El linfoma aparece cuando los linfocitos (tipo de glóbulo blanco que combate las infecciones) presenta una alteración o mutación del código genético, esto provoca que haya muchos linfocitos inmaduros que son ineficientes, y esto provoca la inflamación de los ganglios.

Como con cualquier forma de cáncer, solo se necesita una agitación de células cancerosas dentro de los ganglios linfáticos para producir el cáncer de este tipo. Existen factores de riesgo como el sexo masculino, edad avanzada, enfermedades que debilitan el sistema inmunológico y algunas condiciones más severas que pueden llevar directamente a una formación de cáncer en los ganglios linfáticos, incluyendo el SIDA e infecciones como la rubéola, tuberculosis, Epstein Barr e incluso la infección por Helicobacter Pylori, asociada al linfoma MALT, un tipo de linfoma gástrico.

Algunas ocupaciones pueden ofrecer la posibilidad de disparar el cáncer de ganglios linfáticos, incluyendo cualquier ocupación que ponga a una persona cerca de pesticidas o herbicidas como aquellos usados en la agricultura y jardinería. Esto incluye trabajar en un invernadero que usa químicos para prevenir que las plantas sean atacadas por insectos. También se ha mostrado que usar tinte de pelo negro muy regularmente puede incrementar las posibilidades de contraer cáncer de ganglios linfáticos.

¿Cómo se diagnóstican?

Mediante un exámen físico pueden palparse los ganglios linfáticos aumentados de tamaño en el cuello, axila o ingle. En este caso, en sospecha de una linfoma, tu médico te puede solicitar adicionalmente: exámenes de sangre para determinar el conteo de glóbulos blancos, estudios de imágenes como ultrasonido de partes blandas, tomografía, resonancia mágnetica, CT-PET en el cual se utilizan positrones marcados para ubicar las lesiones. También se pueden realizar estudios histológicos mediante la toma de una biopsia con aguja fina del ganglio o mediante la extracción del mismo y finalmente la biopsia de médula ósea

¿En que consiste el tratamiento para los linfomas?

Es importante saber que el tratamiento varia de una persona a otra. Depende básicamente del tipo, estadio, de tu estado físico al momento del diagnóstico y de cuales son tus preferencias y objetivos. La meta es destruir la mayor cantidad de células malignas y lograr que la enfermedad entre en un período llamado remisión.

El tratamiento incluye varias premisas:

QUIMIOTERAPIA: Medicamentos que se encargan de atacar y destruir las células malignas. Pueden ser administrados vía endovenosa o en forma de pastillas.

Quizás quieras ver: Dieta durante el tratamiento con quimioterapia para un linfoma

INMUNOTERAPIA: Estos medicamentos utilizan el propio sistema inmunológico para destruir las células cáncerigenas.

RADIOTERAPIA: Utilizando Rayos X destruyen el tejido cáncerigeno, con la desventaja que también destruyen el tejido sano que se encuentre alrededor.

TRASPLANTE DE MÉDULA OSEA: Posterior al tratamiento con quimioterapia y radioterapia para inhibir a la médula ósea, proceden al trasplante de células madres provenientes de donantes sanos. Estas células madres viajan desde el torrente sanguíneo hasta los huesos, reconstruyendo la médula ósea e iniciando la producción de glóbulos blancos sanos.

En algunos pacientes, los linfomas tienen un crecimiento muy lento sin mayores alteraciones de las líneas celulares y calidad de vida del paciente, por lo que pueden optar a mantener una vigilancia activa y periódica para monitorear el crecimiento tumoral. Puede ser una opción en pacientes muy ancianos o con un sistema inmunológico debilitado, los cuales no soportarían el tratamiento con quimioterapia y/o radioterapia.

Ver también: Esperanza de vida si tienes linfoma

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.