¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuáles son las causas de las erupciones en la piel?

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada August 22, 2018

La piel es la primera barrera del cuerpo humano contra los agentes externos, como virus, bacterias, parásitos y otras amenazas. Una erupción cutánea es un cambio repentino en la morfología de la piel, en especial en su color, sensación o textura, que se presenta cuando las células de la piel detectan una sustancia sospechosa y comienzan una reacción en cadena.

Por lo general, la causa de una erupción puede determinarse a partir de sus características visibles y otros síntomas. En otras ocasiones no existe una causa conocida.

Existen distintos factores que pueden provocar erupciones en la piel, tanto externos como internos, es decir, provocadas por el propio sistema inmunológico.

A la mayoría de las erupciones cutáneas se las suele denominar dermatitis de modo genérico, si bien existen otros causantes de estas anomalías en la piel.

Te puede interesar: Cómo mejorar la piel extremadamente seca

¿Cuántos tipos de dermatitis existen?

La dermatitis puede estar ocasionada por múltiples causas, por lo que su manifestación será diferente, según del tipo de dermatitis que sea. Un síntoma común en la mayoría de estas reacciones es la aparición de un color rojizo en la piel, inflamación, erupción y comezón.

Si bien no es contagiosa, el desconocimiento que existe sobre las enfermedades cutáneas hace que la persona que padece una dermatitis se sienta discriminada y cohibida. Las dermatitis más comunes son:

Dermatitis atópica: es la más común y la más diagnosticada por los dermatólogos. Por lo general, es crónica, es decir que la persona que tenga este tipo de dermatitis deberá convivir con ella durante toda su vida. No siempre está a la vista, sino que tiene períodos de mayor agresividad y otros en los que no provoca síntoma alguno.

Su principal característica es la aparición de lesiones rojas grisáceas que causan picazón y algunas veces descamación, especialmente en los pliegues de la piel. Se la suele tratar con medicamentos antihistamínicos o bien con cremas hidratantes o corticoides con betametasona.

Dermatitis seborreica: sus síntomas más comunes son enrojecimiento y descamación de la piel, en particular de aparición en las zonas más grasosas del cuerpo, como la cara, pecho y principalmente en el cuero cabelludo, donde puede producir una caspa más gruesa de lo normal con mucha picazón. Se la trata con champú anticaspa o cremas con corticoides, que ayudan a bajar la inflamación.

Dermatitis alérgica por contacto: las alergias y la piel no suelen llevarse bien. Por eso, en personas que suelen sufrir reacciones alérgicas, el contacto con sustancias alergenas puede generar picazón y enrojecimiento, erupción cutánea o bultos de color rojo y ampollas con secreción de líquido y costras.

Dermatitis de pañal: como su nombre lo indica, este tipo de dermatitis afecta a los más pequeños y se evidencia cuando la piel del bebé esté llagada, roja, escamada y dolorida. La dermatitis de pañal es ocasionada por una irritación o alergia.

Por lo general, un cambio en la forma de cambiar los pañales y la utilización de alguna crema para este tipo de dermatitis suelen ser suficientes para ponerle fin a la situación. Sin embargo, cuando esta molestia persiste se puede estar en presencia de un hongo llamado Candida albicans.

Te puede interesar: Descamación seca en la nariz

Infecciones cutáneas

Existen diferentes tipos de infecciones en la piel que pueden provocar erupciones cutáneas. De acuerdo a su origen y gravedad, el médico podrá optar por el mejor tratamiento para cada una. Las infecciones cuntáneas se dividen en:

  • Bacterianas: las más comunes son la celulitis y el impétigo. Las infecciones por estafilococo también suelen hacerse presentes.
  • Virales: verrugas, herpes simple y herpes zóster (culebrilla).
  • Micóticas (por hongos): pie de atleta e infecciones por cándida.
  • Parasitarias: piojos del cuerpo, de la cabeza y sarna.

Te puede interesar: Piel seca con escamas

Erupciones causadas por medicamentos

Algunos medicamentos pueden provocar erupciones en la piel como efecto secundario de los mismos. El tipo de erupción dependerá de qué medicamento es el causante, así como de la respuesta del sistema inmunológico de la persona. Existen medicamentos que pueden generar erupciones casi imperceptibles hasta brotes que ponen en riesgo la vida.

La Universidad de Medicina de Carolina del Sur, en los Estados Unidos, señala que a cada tipo de reacción alérgica se le asocia un tipo de medicamento, lo cual facilita su diagnóstico y la causa de la erupción cutánea.

  • Acné: esteroides anabólicos, corticosteroides, bromuros, yoduros y fenitoína.
  • Dermatitis exfoliativa (piel roja y descamación): antibióticos con sulfamidas, barbitúricos, isoniazida, penicilinas y fenitoína.
  • Erupción fija (aparece siempre en la misma zona del cuerpo): antibióticos y fenolftaleína.
  • Urticaria: la lista es muy larga, pero principalmente se la asocia a aspirina, algunos colorantes utilizados en medicamentos y penicilinas.
  • Erupción morbiliforme o maculopapular (erupción similar al sarampión): antibióticos y antihipertensivos, principalmente.
  • Erupciones purpúreas (manchas púrpuras sobre las piernas): diuréticos y algunos anticoagulantes.
  • Síndrome de Stevens-Johnson (ampollas bucales, vaginales o pene): antibióticos que con sulfamidas, barbitúricos, penicilinas y medicamentos utilizados para convulsiones y diabetes.

El tratamiento para estas alergias a medicamentos pueden incluir la suspensión del medicamento en cuestión, o bien la utilización de otros fármacos para aliviar los síntomas, como antihistamínicos, broncodilatadores, corticosteroides cutáneos, orales o intravenosos y epinefrina inyectable (para el tratamiento de la anafilaxia).

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.