¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuales son las causas de la orina naranja y las funciones hepáticas elevadas?

Escrito por Agustina Forgioni | Fecha actualizada August 27, 2018

La orina naranja y los análisis de sangre con elevación de las enzimas hepáticas son causados por distintas enfermedades que afectan al hígado. La orina más oscura de lo normal ocurre en personas con un trastorno denominado ictericia, que significa una coloración amarilla de la piel y las mucosas, generalmente muy visible en los ojos. La ictericia se produce por un aumento de bilirrubina en sangre, que es un subproducto de la degradación de los glóbulos rojos. Cuando el hígado está dañado, no puede procesar la cantidad normal de glóbulos rojos, y la bilirrubina se acumula en el cuerpo. La orina aparece de color naranja porque la bilirrubina pasa a través de los riñones como urobilinógeno, que en exceso oscurece la orina. El daño hepático se ve reflejado en los análisis de sangre con una función hepática elevada.

Cabe mencionar que la orina también puede volverse oscura en ausencia de alteraciones en la función hepática: por ejemplo, cuando se encuentra muy concentrada por carecer de una adecuada hidratación que provoque que el organismo intente ahorrar agua orinando poco. Otras causas que pueden oscurecer la orina o darle un color naranja son el consumo de medicamentos,o alimentos con tintes fuertes como las remolachas, bayas y habas.

Veamos a continuación las causas más frecuentes de orina naranja y funciones hepáticas elevadas.

Hepatitis viral aguda

Diversos virus pueden provocar una inflamación aguda del hígado, denominada hepatitis. Esta enfermedad usualmente inicia como un cuadro de infección viral inespecífico, con fiebre, fatiga, falta de apetito y náuseas, en ocasiones asociado a dolor en la región superior derecha del abdomen. Posteriormente, puede presentarse coloración amarilla de piel y mucosas, conocida con el término médico de ictericia, y orina oscura o color naranja. Estos síntomas se deben a la injuria de las células hepáticas o hepatocitos, que provocan un aumento de los niveles de bilirrubina en sangre. La ruptura de los hepatocitos genera a su vez la liberación de enzimas conocidas como transaminasas o aminotransferasas, cuyos niveles elevados en análisis sanguíneos hacen sospechar el daño hepático.

Lee también: Hepatitis: síntomas y tratamiento

Cálculos biliares o colelitiasis

Los cálculos biliares, formados principalmente por un exceso de colesterol, pueden formarse en la vesícula biliar o en los conductos biliares, bloqueando el flujo de bilis. La bilis se acumula en el hígado, causando ictericia y orina naranja así como enzimas hepáticas elevadas. El tratamiento de esta enfermedad requiere la remoción endoscópica o quirúrgica de los cálculos biliares, permitiendo un adecuado flujo de bilis al intestino delgado.

Tal vez te interese: Cómo disolver los cálculos biliares de manera natural

Fibrosis hepática y cirrosis

Cuando el tejido hepático normal es remplazado por tejido cicatrizal, se desarrolla en primera instancia fibrosis hepática, que sin tratamiento y con el paso del tiempo conlleva una cirrosis hepática. Se trata de trastornos que afectan profundamente el funcionamiento hepático, y provoca un aumento en los valores sanguíneos de enzimas hepáticas. En consecuencia, notaremos un tinte amarillo en piel y mucosas y la orina oscura o color naranja. Las causas más frecuentes de fibrosis hepática y cirrosis son el consumo excesivo de alcohol, hepatitis, medicamentos, hígado graso, acumulación de cobre en el hígado y muchas otras afecciones. La cirrosis puede llevar a una falla total en el funcionamiento hepático, requiriendo finalmente un trasplante de hígado.

Enfermedades del páncreas

Diversos trastornos pancreáticos pueden llevar a producir ictericia y orina oscura o naranja. Estas afecciones van desde pancreatitis aguda biliar, producida por cálculos biliares que obstruyen el flujo normal de bilis y generan inflamación pancreática, hasta tumores pancreáticos que aumentan su tamaño progresivamente hasta producir una obstrucción del flujo de bilis. Esto puede aumentar los niveles sanguíneos de bilirrubinas, produciendo ictericia y orina oscura.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.