¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cuáles son las causas de la fosfatasa alcalina baja

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 27, 2018

La fosfatasa alcalina es una enzima que se forma principalmente en el hígado y la médula ósea, aunque también en los intestinos, los riñones y la placenta de una mujer embarazada. Sin embargo, es el hígado el órgano que produce la mayor cantidad de fosfatasa alcalina en el cuerpo humano.

Hay situaciones en las que una persona desarrollar una condición en la que presenta bajos niveles de la enzima fosfatasa alcalina, los cuales se pueden detectar en un simple análisis de sangre.

Aunque el valor normal de esta enzima varía de una persona a otra, se considera que en un adulto sano debería ubicarse en entre un mínimo de 40 unidades internacionales por litro de sangre (40 UI/L) a 140 UI/L.

Por tal razón, se considera que existe una condición de bajo nivel de fosfatasa alcalina cuando la misma disminuye hasta o por debajo de las 30 UI/L.

Lee además: Enzimas hepáticas elevadas y fosfatasa alcalina

Por su parte, en los adolescentes entre 16 y 21 años el valor normal se ubica entre los 30 a 130 UI/L y se considera bajo cuando disminuye hasta las 25 o 20 unidades por litro.

Si al hacerte exámenes de sangre se evidencia que tienes una condición de fosfatasa alcalina baja, se requerirá que te hagas exámenes adicionales para descubrir la causa.

¿Cuáles son las causas de mis bajos niveles de fosfatasa alcalina?

Las causas de la fosfatasa alcalina baja pueden ser varias, como una nutrición deficiente, la enfermedad celíaca, el hipotiroidismo, la deficiencia de magnesio y zinc, la anemia y la menopausia.

Otros casos pueden relacionarse con otras afecciones en el hígado y los huesos que provocan diversos síntomas.

En el caso de daños o problemas en el hígado, pueden presentarse síntomas como náuseas y vómitos, cansancio, pérdida de peso, debilidad, color amarillento en piel y ojos (ictericia), inflamación y dolor abdominal, picazón frecuente en el cuerpo, heces de color claro y orina con color oscuro.

En el caso de problemas en la médula de los huesos que se relacione con el nivel bajo de fosfatasa alcalina, los síntomas que revelan esta posibilidad son dolor en los huesos o articulaciones, fragilidad y fracturas de los huesos más frecuentes de lo normal y la presencia de huesos alargados o con formas anormales.

Enfermedades como la leucemia mieloide crónica o leucemia granulocítica crónica también provocan esta baja de la fosfatasa alcalina.

Otra posible causa de un bajón en el nivel de fosfatasa alcalina en un individuo es una condición denominada hipofosfatasia, una enfermedad genética poco común que afecta los huesos y los dientes.

También se sabe que algunos tipos de píldoras anticonceptivas pueden provocar una disminución de esta sustancia en la sangre.

Otras condiciones relacionadas con la fosfatasa alcalina baja pueden ser la baja ingesta de proteínas y una alimentación pobre en grasas y minerales.

En las mujeres que llegaron a la menopausia y toman terapia hormonal a base de estrógenos para prevenir la pérdida de calcio en los huesos (osteoporosis), pueden registrarse bajas de esta enzima en la sangre.

¿Cómo puede revertirse un bajo nivel fosfatasa alcalina?

El posible tratamiento para corregir un bajo nivel de fosfatasa alcalina dependerá de la causa subyacente que provoca esta situación.

En casos de hipotiroidismo, el médico determinará la aplicación de una terapia de reemplazo hormonal para suplir aquellas hormonas que no está produciendo adecuadamente la glándula tiroides.

Por su parte, cuando la causa es una deficiencia de magnesio, zinc, ácido fólico y vitaminas B6 y C, se recetarán suplementos alimenticios a base de estos minerales.

Te recomendamos: ¿Cuáles son los valores del funcionamiento normal del hígado?

Igual situación ocurre con la anemia, que puede ser controlada con suplementos de hierro que ayuden al cuerpo a producir más glóbulos blancos.

Consideraciones antes de hacer un examen de fosfatasa

Es necesario que acudas en ayunas al centro de salud donde te extraerán sangre para el examen, pues en caso contrario los resultados pueden ser inexactos.

Esto se debe a que los niveles en sangre de la fosfatasa alcalina aumentan después de comer, por lo que si no ayunas, los resultados reflejarán un valor diferente al que tu cuerpo tiene durante la mayor parte del día.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.