¿Cuáles son las funciones de los ácidos grasos omega 3 en el cuerpo?

Escrito por Sandi Busch | Traducido por Laura Lara
El salmón y otros pescados grasos proporcionan ácidos grasos omega 3.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Puede ser que hayas escuchado acerca de los tres ácidos grasos omega 3 llamados por sus nombres individuales o nombres colectivos como ácidos grasos esenciales y grasas poliinsaturadas. Los tres tienen papeles vitales pero cada uno tiene beneficios únicos. Los omega 3 son grasas buenas que deben ser parte regular de tu dieta diaria. Estos reducen la inflamación, mantienen a tu cerebro trabajando y disminuyen el riesgo de enfermedades cardíacas.

Tres omega 3

Unos de los ácidos grasos omega 3, el ácido alfa linolénico o AAL, proviene de un número limitado de alimentos vegetales incluyendo las nueces, la linaza, el aceite de soja y el de canola. La Harvard School of Public Health señala que el AAL por lo general se usa para energía y para producir otros omega 3: ácido eicosapentaenoico o EPA y el ácido docosahexaenoico o DHA. Sin embargo, el AAL no puede producir suficiente de los otros para cumplir las necesidades de tu cuerpo. También puedes obtener EPA y DHA de los pescados grasos.

Combatir la inflamación poco sana

El sistema inmune desencadena la respuesta inflamatoria cuando el cuerpo sufre daños o enfermedades. La inflamación aumenta el flujo sanguíneo, que lucha contra la infección y ayuda a la curación. Después, la inflamación se va cuando el trabajo está hecho. Bajo algunas condiciones, la inflamación persiste durante mucho tiempo. Este tipo de inflamación crónica daña los tejidos sanos y puede conducir a condiciones médicas graves, incluyendo enfermedades cardiovasculares, asma, artritis, diabetes y cáncer. Los ácidos grasos omega 3 del aceite de pescado, EPA y DHA, combaten la inflamación crónica. Sintetizan lípidos antiiflamatorios especiales que reducen la inflamación y detienen el ciclo inflamatorio de acuerdo con la Medical Biochemistry Page.

Protección cardiovascular

Los ácidos grasos omega 3 son mejor conocidos por su capacidad para bajar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Ayudan a prevenir los coágulos, reducen la presión sanguínea y mantienen las paredes arteriales sanas. El consumir suficiente omega 3 puede protegerte de arritmias cardíacas fatales y disminuir las probabilidades de morir de un ataque cardíaco. Por todas estas razones, la American Heart Association (AHA) recomienda comer dos porciones de pescado a la semana, especialmente pescados grasos como salmón, atún y verdel. Las mujeres deben consumir 1.1 gramos de omega 3 diario, mientras que los hombres necesitan 1.6 gramos de acuerdo con el instituto Linus Pauling. La AHA también aconseja a la gente diagnosticada con enfermedad cardíaca coronaria consumir diariamente1 gramo de EPA y DHA combinados.

Mantener a tu cerebro funcionando

Los ácidos grasos omega 3 son esenciales para el desarrollo normal del cerebro y ojos de los bebés. También son críticos para mantener al cerebro funcionando a una capacidad óptima a lo largo de la vida. El DHA es el omega 3 más importante para el desarrollo y funcionamiento normales del cerebro. De hecho, de acuerdo con el Instituto Franklin es la grasa más abundante en el cerebro. El EPA tiene un mayor impacto en el comportamiento y el humor. Puede ayudar a tratar la depresión grave y el trastorno bipolar. También se muestra prometedor en el tratamiento de otras condiciones de salud mental como la esquizofrenia, pero se necesitan más investigaciones para verificar su potencial.