¿Cuáles quesos son bajos en grasa?

Escrito por Shelly Morgan | Traducido por Mariana Groning
jabiru/iStock/Getty Images

No todos los quesos son iguales, especialmente con respecto al contenido de grasa. Los amantes del queso pueden cobrar ánimo porque el contenido de grasa de los quesos puede variar entre un 25 y 30 por ciento. Por otra parte, reemplazar los quesos tradicionales por quesos bajos en grasa asegura que le estás brindando a tu familia quesos que son saludables y sabrosos.

Quesos altos en grasa

Barbara DudziAska/iStock/Getty Images

Con 9,4 g de grasa por onza, de las cuales 5,98 g están saturados, el queso cheddar tiene más grasa que la mayoría de los quesos. El queso azul tiene casi la misma cantidad de grasa con 8,15 g de grasa, 5,29 g de los cuales están saturados. Las grasas saturadas están asociadas con niveles altos de colesterol, que pueden conducir a enfermedades cardiovasculares. Esta es la razón por la cual la American Heart Association insta a las personas a reducir su consumo de grasas saturadas.

Quesos duros

intek1/iStock/Getty Images

No todos los quesos duros tienen tanta grasa como el queso cheddar y el queso azul. Por ejemplo, el gouda tiene solamente 7,78 g de grasa por onza y el suizo tiene 7,88 g menor aún es el queso feta, con sólo 6,03 g de grasa. El queso feta se usa desmenuzado sobre ensaladas y en omelettes. Su intenso sabor salado agrega un sabor único a los alimentos. Es rico en sodio, pero si lo remojas en agua durante unos minutos antes de servir disminuyes su contenido total de sodio.

Quesos blandos

Brent Hofacker/iStock/Getty Images

La textura de los quesos blandos como el brie, el camembert y el queso crema se debe a su alto contenido de agua. A diferencia de los quesos duros que pueden ser envejecidos durante años, los quesos blandos se consumen generalmente sólo un mes más o menos después de la producción. Este alto contenido de agua está equilibrado por el relativamente bajo contenido de grasa.

Con 6,88 g de grasa del queso camembert y 7,85 g del brie, estas dos variedades ofrecen a los fanáticos del queso alternativas ligeramente más saludables.

Versiones bajas en grasa

Purestock/Purestock/Getty Images

Las versiones bajas en grasa y sin grasa están disponibles en la mayoría de las tiendas. Si encuentras indigeribles los quesos sin grasa, las versiones bajas en grasa suelen ser más aceptables. Un poco de compras comparativas es reveladora. Por ejemplo, mientras que 1 onza de queso crema regular tiene 9,71 g de grasa, sus variedades bajas en grasa y sin grasa tienen sólo 4,27 y 0,28 g, respectivamente. Las versiones descremadas del cheddar tienen sólo 1,98 g de grasa.