¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuál es la función del plasma sanguíneo?

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 25, 2018

El plasma sanguíneo el el componente líquido de la sangre y su color es amarillento translúcido y tiene sabor salado.

Es más denso que el agua, según explica el portal Ecured, aunque el plasma sanguíneo está conformado en un 91% por agua, 8% proteínas y el resto por diversos minerales, hormonas y sustancias producidas por el cuerpo humano.

Las proteínas presentes en el plasma son principalmente fibrógeno, globulinas, albúminas y lipoproteínas.

También están presentes en el plasma sanguíneo otras proteínas que actúan como transportadores de nutrientes esenciales hacia los tejidos del cuerpo.

Lee también: Tipos de proteínas plasmáticas

Los componentes del plasma provienen de tres fuentes diferentes, como son el hígado, las glándulas endocrinas y el intestino.

En el hígado se forman la albúmina y el fibrinógeno, mientras que en las glándulas endocrinas se forman las hormonas y el resto de los componentes provienen del intestino.

La albúmina tiene otras funciones dentro del plasma sanguíneo, pues sirve de transporte a sustancias como la bilirrubina, ácidos grasos, metales, hierro, hormonas y drogas.

Si un persona tiene bajos niveles de albúmina, los medicamentos que tome para tratar enfermedades no tendrán la misma eficiencia.

Además, un bajo nivel de albúmina también causa edema o inflamación de los tejidos, debilidad muscular, fatiga, calambres y poco apetito.

El plasma también se encarga de llevar las sustancias de desecho producidas en las células hacia los órganos responsables de filtrarlos y expulsarlos del cuerpo.

El plasma lleva o rescata desde el hígado y el intestino delgado diversos elementos necesarios para la función de las células y que son resultado del proceso digestivo, como aminoácidos, glucosa, sales minerales, vitaminas, lípidos, hormonas e iones.

Además, contribuye en la protección del cuerpo contra agentes patógenos pues contiene anticuerpos, antitoxinas y fibrina. La fibrina es el agente coagulante que participa junto a las plaquetas en la cicatrización de las heridas.

La fibrina, compuesta por fibrinógeno, forma una malla, que junto con las plaquetas forma un tapón o coágulo sobre el sitio de la herida.

Cuando ocurre una lesión o herida en el cuerpo que involucre una hemorragia, este ordena el envío de plaquetas al área para formar un tapón que detenga la pérdida de sangre.

Esto se hace a través de la acumulación de plaquetas y la formación de redes de fibrina sobre la herida, formando rápidamente un coágulo que ayuda a cerrarla.

El fibrinógeno presente en el plasma sanguíneo se mantiene inactivo la mayor parte del tiempo, pero cuando el cuerpo detecta una hemorragia, se produce la enzima trombina que hace que el fibrinógeno se convierta en fibrina.

El cuerpo humano mantiene regularmente suficiente fibrinógeno para transformar en fibrina y formar varios coágulos en distintas heridas, si es necesario.

Componentes nocivos

Junto con los elementos vitales el plasma transporta sustancias nocivas, como la urea, desde las células hacia los riñones, el lugar donde se excreta la orina.

También absorbe el dióxido de carbono que resulta de la respiración, como iones de carbonato de hidrógeno, que vuelven a convertirse en dióxido de carbono durante la exhalación.

Otros usos

El plasma se puede donar mediante un proceso denominado plasmaféresis, que implica la extracción de plasma de la sangre del donante y la devolución de los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas.

Te recomendamos leer: Deficiencia de albúmina

El plasma donado se puede utilizar como inmunoglobulina para tratar enfermedades inmunológicas, ayudar a la coagulación en casos de hemorragia como la hemofilia, tratar insuficiencias respiratorias y contribuir con el proceso de curación relacionado con cirugías y heridas graves.

Conceptos erróneos

El plasma sanguíneo no debe confundirse con el estado físico de la materia denominado plasma, que son electrones y gases ionizados que normalmente componen las estrellas.

Es el cuarto estado de la materia (además de líquido, sólido y gaseoso) y es, en realidad, el más común de todos.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.