¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuál es la función de la norepinefrina?

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada September 28, 2018

La norepinefrina, también llamada noradrenalina, es una sustancia química producida por algunas células nerviosas y en la glándula suprarrenal. Se trata de un neurotransmisor (un mensajero químico utilizado por las células nerviosas), pero también de una hormona que actúa en múltiples puntos del organismo humano.

La norepinefrina es el transmisor principal de la mayoría de las fibras simpáticas postganglionares y del sistema de proyección difusa en el cerebro, que se origina en el locus ceruleus. Se libera de la glándula suprarrenal en respuesta al estrés y la presión arterial.

Pertenece a la familia de las catecolaminas junto con la dopamina y la adrenalina. Su multifunción la convierte en uno de los neurotransmisores de mayor importancia, junto a la serotonina, acetilcolina, glutamato, glicina, opioides, anandamida y GABA.

Cómo funciona y cómo actúa

La noradrenalina es polifacética y actúa en diferentes campos. Su acción principal es, sin dudas, como hormona del estrés, ya que se ha estudiado su injerencia en zonas del cerebro donde se controlan la atención y las reacciones a estímulos. Junto con otra hormona (la adrenalina) es la encargada de ponernos en estado de alerta cuando existe una situación de peligro, al aumentar la frecuencia cardíaca y activar los mecanismos de reacción, como, por ejemplo, huir o ponernos en posición de lucha ante un riesgo inminente.

Como parte de ese estado de alerta, el organismo establece prioridades sobre los órganos que deben recibir mayor energía, razón por la cual la norepinefrina reduce el flujo de sangre al sistema gastrointestinal, bloquea la motilidad gastrointestinal e inhibe el vaciamiento de la vejiga.

Te puede interesar: Lista de emociones y su significado

Precisamente, esta hormona está íntimamente relacionada con el estado de alerta y vigilia. Además, está vinculada con la motivación, estado de conciencia, regulación del sueño, apetito y conducta sexual.

Por su parte, en conjunto con la dopamina y la serotonina, actúa en los mecanismos de aprendizaje, memoria y recompensa.

La noradrenalina se crea en el sistema nervioso simpático a partir de la tirosina, uno de los 20 aminoácidos encargados de producir las proteínas, que se incorpora a través de la alimentación, como por ejemplo en el queso. Esta sustancia se sintetiza a partir de la dopamina a través de la dopamina β-hidroxilasa. Su liberación se produce desde la médula suprarrenal a la sangre como una hormona.

En su función como neurotransmisor en el sistema nervioso central y el sistema nervioso simpático se libera a partir de las neuronas noradrenérgicas. Aquí, las acciones de la noradrenalina se efectúan mediante la unión a receptores adrenérgicos.

Te puede interesar: Funciones del sistema circulatorio humano

¿Cuáles son los usos médicos?

Además de ser una sustancia química propia del cuerpo, la norepinefrina se administra para tratar ciertas patologías.

Su administración intravenosa ayuda a estrechar los vasos sanguíneos lo que aumenta la presión sanguínea, de gran utilidad para tratar el choque séptico, una infección severa que puede llevar a la falla de algún órgano y causar presión arterial peligrosamente baja.

Precisamente, una de sus acciones farmacológicas son las de aumentar la presión arterial sistólica y la diastólica, así como el incremento de la resistencia periférica total. Esta elevación de presión se acompaña de una disminución de la frecuencia cardíaca.

Por otra parte, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es muy frecuente en la infancia y provoca que el niño tenga dificultad para concentrarse y prestar atención, lo que ocurre por un déficit de noradrenalina (osea, norepinefrina).

En esta patología se puede utilizar como parte del tratamiento una droga llamada atomoxetina, que funciona como un inhibidor selectivo de la recaptación de noradrenalina. Sin embargo, existen varios estudios que ponen su uso bajo la lupa, debido a que se ha evidenciado que su uso aumenta las ideas suicidas en niños y adolescentes con TDAH.

Te puede interesar: Cuál es la presión sanguínea normal en una mujer

Deficiencia y exceso de norepinefrina

Tener valores bajos de esta sustancia química puede derivar en diversas patologías, tales como ansiedad, depresión, hipoglucemia, migraña, fibromialgia, síndrome de piernas inquietas y trastornos del sueño.

Para incorporar la norepinefrina de manera natural, y en el caso de no existir ninguna patología que lo amerite, no es necesario tomar medicamentos, sino que se se puede lograr mediante la alimentación, como a través de las proteínas de la carne o claras de huevo, las cuales se degradan en el sistema digestivo en aminoácidos como la L-tirosina, un precursor de la dopamina, precursor de la noradrenalina.

Y como ningún extremo es bueno, una sobreabundancia de norepinefrina puede causar también problemas en el organismo, como hipertensión arterial, ansiedad, sudoración excesiva, palpitaciones y dolores de cabeza.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.