¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Cuál es el significado nutricional de un HCM bajo o CMHC bajo?

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 16, 2018

Las deficiencias nutricionales pueden causar anemia; si eres anémico, tus exámenes mostrarán que tienes un nivel bajo de hemoglobina corpuscular media (HCM), así como también un nivel deficiente de concentración media de hemoglobina corpuscular (CMHC).

Estos dos niveles se toman en cuenta para diagnosticar la anemia y pueden ayudar a determinar qué tipo de esta condición tienes.

Lee además: Los alimentos que se deben evitar con la anemia

Aunque una dieta equilibrada ayuda a prevenir la anemia y corregir los bajos niveles de hemoglobina corpuscular media y de concentración media de hemoglobina corpuscular, también hay condiciones médicas que pueden causar esta situación y que se deben atender de otra forma.

Problemas con la hemoglobina

Tus glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína que transporta oxígeno desde tus pulmones a tus células corporales.

Un examen de laboratorio llamado conteo completo de sangre mide la cantidad de hemoglobina en cada glóbulo rojo, es decir la cantidad de hemoglobina corpuscular media o HCM.

Por su parte, los exámenes de concentración media de hemoglobina corpuscular o CMHC miden la cantidad de hemoglobina en cada glóbulo rojo en relación al tamaño de la célula.

Si tu hemoglobina es baja, las células de tu cuerpo no reciben el oxígeno adecuado.

El HCM de un adulto normal es de 27 a 31 picogramos por célula y el CMHC es de 32 a 36 gramos por decilitro.

Deficiencias de hierro

Tu cuerpo necesita hierro para fabricar hemoglobina. Cuando tu ingesta de hierro es inadecuada para tus necesidades diarias, sucede la anemia por deficiencia de hierro y puede causar que presentes bajos niveles de HCM o CMHC.

Aunque el consumo de suplementos de hierro es una opción para este tipo de anemia, también puedes mejorar tu ingesta de este mineral comiendo más alimentos ricos en él.

Las comidas altas en hierro incluyen huevos, carne de pescado, carne de res, cordero o cerdo y vegetales de hojas verdes. Otras buenas fuentes son las frutas secas, los frijoles, los guisantes y las comidas fortificadas con hierro, como el pan, los cereales y las pastas.

Problemas de absorción de hierro

Es posible que parte de tu deficiencia de hierro se deba a que tu organismo tiene problemas para absorberlo adecuadamente.

Para corregir esto de manera natural puedes aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina C en conjunto con alimentos ricos en hierro.

La vitamina C, además de fortificar tu sistema inmunológico, ayuda a absorber el hierro en la sangre.

Los alimentos altos en vitamina C incluyen las frutas cítricas, el brócoli, el kiwi, los mangos, los melones, los pimientos las fresas y los tomates.

Sin embargo, hay otras condiciones no relacionadas con la dieta que también pueden influir en que tengas problemas para absorber el hierro en tu organismo.

Una de estas es la denominada enfermedad celíaca. Esta enfermedad provoca daños al intestino de las personas si consumen gluten, lo que a la larga puede afectar la absorción de otros nutrientes, minerales y vitaminas.

También las cirugías gástricas pueden causar una alteración de la absorción, especialmente si los intestinos son encogidos quirúrgicamente.

La gente que no puede absorber el hierro a través de alimentos o suplementos, puede necesitar recibir este mineral a través de medicamentos inyectados.

Deficiencias vitamínicas

Consideraciones y advertencias

La anemia puede hacer que te falte el aire; podrías cansarte con facilidad, tener la piel pálida, dolor de cabeza, mareos o taquicardia. En las mujeres es especialmente complicada por la pérdida de sangre en la menstruación.

Tema relacionado: Deficiencia de hierro y dolores musculares

La anemia también puede ser un síntoma de un problema serio como el cáncer.

Si crees que tienes anemia o que tu dieta podría estar baja en hierro o vitaminas, consulta a un profesional del cuidado de la salud.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.