Consejos para que el maquillaje no se corra

Escrito por Shae Hazelton
Tomar las medidas adecuadas para la aplicación del maquillaje hará que dure todo el día.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Las manchas pueden hacer que el maquillaje pase de elegante a macabro rápidamente. Los factores elementales como el calor, la piel naturalmente grasosa, el exceso de humedad y los vientos fuertes pueden hacer que el maquillaje parezca corrido y cómico al final del día. Lucha contra estos factores ambientales con la aplicación y mantenimiento apropiados para hacer que tu maquillaje se vea bien durante del día.

Rímel

El rímel tiene la capacidad de hacer que tus ojos parezcan más grandes y tus pestañas más largas.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El rímel tiene la capacidad de hacer que tus ojos parezcan más grandes y tus pestañas más largas, pero puede dejar marcas negras alrededor de los ojos, arruinando el aspecto atractivo. Aplica prebase de maquillaje alrededor de tus ojos para evitar que el rímel se extienda sobre tu párpado durante el día. Úntalo en todo el contorno de los ojos con los dedos para cubrir todo. Aplica una cantidad mínima de rímel (lo suficiente para dar color a las pestañas y mantenerlas rígidas) para evitar que se peguen y se sequen incorrectamente. No toques las pestañas hasta que el rímel se seque. Usa un sombrero o lleva un paraguas para evitar que el agua interfiera con tu mascara.

Delineador

Se pone en contacto con la piel húmeda alrededor de los ojos.
Comstock/Stockbyte/Getty Images

El delineador está alto en la lista de maquillajes ofensores, porque está en un lugar privilegiado para que se corra. Se pone en contacto con la piel húmeda alrededor de los ojos, lo que causa un gran problema sin el cuidado adecuado. La correcta aplicación de delineador es la mejor defensa contra las manchas. Lava el área alrededor de los ojos con un detergente suave para eliminar los aceites que hacen que el delineador se propague. Aplica tapaporos en la piel. Pon la primera capa de delineador en la parte inferior de tu ojo (el párpado interior de tu ojo, donde se encuentran los conductos lagrimales). Coloca una segunda línea de delineador a lo largo de la línea de las pestañas debajo de tu ojo. Para terminar, cierra el ojo y aplica el delineador en la línea de las pestañas encima de tu ojo. Evita las áreas calientes o húmedas mientras usas delineador o puede derretirse sobre tu rostro. No te frotes los ojos o te verás como un mapache.

Lápiz labial

Esto evita que el lápiz labial se corra hacia la barbilla y las mejillas.
Digital Vision/Digital Vision/Getty Images

Los labios coloridos a veces causan una sonrisa con dientes. Evita los dientes manchados con lápiz labial cepillándotelos antes de aplicarlo. Es difícil que el lápiz labial se adhiera en los dientes limpios. Aplícalo con cuidado para no tocar accidentalmente el interior de los labios que toca los dientes. No te muerdas el labio después de aplicar el maquillaje o puedes causar manchas. También recuerda aplicar el delineador de labios antes de pintarlos. Esto evita que el lápiz labial se corra hacia la barbilla y las mejillas.

Sombra para ojos

Vuelve a aplicar la sombra de ojos si notas que pierde color.
Martin Poole/Digital Vision/Getty Images

La sombra para ojos aplicada con cuidado le da a tus ojos profundidad y forma. Sin embargo cuando se corre puede hacer que tus ojos se vean deformes y con moretones. Aplicar un tapaporos en polvo en los ojos antes de añadir la sombra ayuda a mantenerla en su lugar. El tapaporos bloquea la acumulación de grasa y le da a la sombra algo más estable para que se pegue a la piel. Evita vientos y humedad alta para mantener la sombra de ojos con un aspecto fresco. Vuelve a aplicar la sombra de ojos si notas que pierde color.