¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Consejos para evitar brotes en la piel en clima húmedo

Escrito por Joshua Duvauchelle | Fecha actualizada July 18, 2017
origin stalactite image by Konstantin Gusev from Fotolia.com

El calor y el clima húmedo son dos de los principales factores que causan acné, una condición en la piel que afecta a 85 por ciento de la población estadounidense. Si vives o trabajas en una zona muy húmeda, como una ciudad tropical o una cocina, y te preocupa sufrir de brotes de acné, hay varios tratamientos que pueden ayudarte a deshacerte de estos fastidiosos granitos.

Lávate después de transpirar

Lávate la cara después de transpirar, también luego de estar expuesto a condiciones húmedas y calurosas. Esto ayuda a eliminar la tierra y las impurezas que se pueden haber acumulado en la piel transpirada. Lo recomendable es lavarse con un producto libre de alcohol y enjuagarlo con agua tibia. Usar agua tibia ayuda a abrir los poros y, a diferencia del agua caliente, no va a resecarte la piel.

Eliminar la grasitud

El calor y la humedad estimulan la producción de grasa en los poros, que es lo que produce el acné. Puedes combatir este exceso con ácido salicílico o peróxido de benzoílo, dos de los principales componentes de la mayoría de los tratamientos contra el acné. Estos químicos ayudan a secar la grasa causada por la humedad mientras que también tratan a la bacteria que forma el grano.

No toquetear

La humedad causa transpiración que se acumula en el rostro y puede ser muy incómodo; trata de evitar tocarte la cara con tus manos. Esto sólo hace que las impurezas se esparzan y empeore el acné. Entonces, en lugar de limpiarte el rostro con tus manos mejor utiliza un pañuelo de papel. También puedes usar hojitas anti-brillo que están hechas para absorber el exceso de grasa y quitar el brillo; se pueden encontrar en locales de cosmética y farmacias.

Evitar la zona T

Durante periodos de calor y humedad evita ponerte cremas en las partes más grasosas de tu cara como la frente, nariz y barbilla, más conocida como la zona T. Para las otras partes, es mejor usar cremas especiales para tu tipo de piel (grasa, seca o mixta) que no van a tapar tus poros y causar acné.