Consejos para la dieta para la candidiasis

Escrito por Lori Hamann, M.S.E. | Traducido por Adriana De Marco
Elimina el pan, que está lleno de levadura.
vikif/iStock/Getty Images

Candidiasis es el término médico que define el "crecimiento de hongos" en tu cuerpo, y es micótico. Si tienes candidiasis, o infecciones micóticas recurrentes, te beneficiaría seguir una dieta estricta. El propósito de la dieta es no alimentar a los hongos y limpiar el sistema. Es una simple y restrictiva dieta que se combina con un programa de limpieza de hierbas.

Sin levadura

La cerveza figura en la lista de los
Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

La candidiasis se alimenta de la levadura. Es un ingrediente activo de muchos alimentos, siendo el pan el más obvio. Debes ser consciente de lo que dicen las etiquetas de los productos que consumes. Si figura la levadura, es mejor que lo evites. La cerveza está hecha con levadura de cerveza, por lo tanto, es uno de los productos que no debes consumir.

Sin azúcar

Elimina el azúcar, incluyendo a los jugos de fruta y a las bananas y las manzanas que tienen un alto contenido de azúcar.
Fuse/Fuse/Getty Images

La candidiasis se alimenta del azúcar. Todos los azúcares deben ser eliminados, incluyendo los jugos de frutas que tienen un alto contenido de esta sustancia. En ese grupo debes incluir a las bananas, las manzanas rojas, los duraznos y las peras. Tampoco debes consumir frutas enlatadas porque su contenido de azúcar es alto.

Sin productos lácteos

Elimina los productos lácteos de tu dieta.
Magone/iStock/Getty Images

No debes consumir leche, queso de ningún tipo, cremas, helado ni yogur. Una pequeña cantidad de yogur se puede consumir en los estadios finales de la candidiasis. Habla con tu nutricionista o proveedor de salud.

Sin comidas mohosas, fermentadas o con hongos

Mantente alejada de las comidas mohosas o fermentadas.
KatarzynaBialasiewicz/iStock/Getty Images

Las comidas mohosas como el maní, los pistachos, el melón y el queso, deben ser evitados. Las comidas fermentadas como el vinagre, el vino, todos los alcoholes y los encurtidos condimentados también deben ser evitados. Los champiñones son hongos y, por lo tanto, cualquier cosa que los incluya debe ser evitada.

Bebidas

Asegúrate de beber una cantidad de agua adecuada.
Glayan/iStock/Getty Images

El agua es una parte esencial de la dieta para la candidiasis. Te ayuda a lavar las toxinas que produce la candidiasis cuando comienza a morirse en tu sistema. También puedes beber tés herbales y jugo de arándanos orgánico diluido en agua y endulzado con xylitol o estevia. El café es muy ácido y puede crear un campo de cultivo para que la candidiasis florezca.

Verduras

Las verduras frescas serán los pilares sobre las que te apoyarás durante la dieta contra la candidiasis.
gpointstudio/iStock/Getty Images

Las verduras frescas son los pilares de tu dieta contra la candidiasis. Asegúrate de tenerlas disponibles para hacer tentempiés y comidas. Las patatas se permiten luego de haber hecho la dieta por dos semanas, pero puedes comer batatas en cualquier momento.

Fruta

La palta es una buena fuente de grasa sana.
moodboard/moodboard/Getty Images

El Yeast Infection Advisor dice que algunas de las frutas aprobadas para la dieta contra la candidiasis son las manzanas verdes, las paltas, los pomelos y las limas. La palta también es una fuente de grasas buenas mientras estés en la dieta.

Proteínas

Come proteínas magras.
Liv Friis-Larsen/iStock/Getty Images

Otra de las bases de la dieta contra la candidiasis, o la limpieza, son las proteínas. La carne, el pollo y el pescado son buenas elecciones. Mantente alejada del cerdo porque tiene parásitos que pueden interferir con el proceso de limpieza. El suero de leche libre de lácteos, de azúcar y de levadura puede ser beneficioso si tienes hambre y estás buscando agregarle proteínas a tu dieta. Los huevos son una comida alcalinizada y pueden ser usados en las comidas de la dieta.

Granos enteros

Habla con tu medico sobre su opinión de incluir los granos enteros en tu dieta.
bhofack2/iStock/Getty Images

Los médicos difieren en opinión sobre si los granos enteros como la avena, el mijo, la harina de maíz, el amaranto y el arroz marrón son aceptables. Pregúntale a tu médico si puedes incluir estos alimentos en tu dieta.