Cómo congelar pastel de carne crudo

Escrito por Rose Erickson | Traducido por Mayra Cabrera
Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

El pastel de carne es un abundante y nutritivo plato principal, pero el proceso de preparación puede ser lento y tedioso. Congelar pastel de carne crudo no sólo ahorra tiempo, sino que preserva la calidad de los ingredientes para una comida saludable que esté siempre a mano cuando lo necesites. Si lo preparas con carne molida de res, pavo, cordero o pollo, se congelará bien, puedes incluso congelar lotes dobles o triples a la vez para ahorrar aún más tiempo.

Instrucciones

Prepara tu receta favorita de pastel de carne y moldéalo en forma de barra.

Forra un molde para pan con el film de plástico transparente, lo que hará que la carne sea más fácil de manejar después de ser congelada.

Coloca el pastel de carne en el molde para pan.

Coloca el pastel de carne en el congelador durante una hora.

Retira el pastel parcialmente congelado del congelador. Retíralo del molde tirando por ambos extremos de la envoltura de plástico. Envuelve la carne de forma segura en una envoltura de plástico y luego en papel de aluminio. Coloca el pastel en una bolsa para congelar si lo deseas.

Marca el paquete con la fecha y congela hasta por cuatro meses.

Consejo

Descongela el pastel de carne en el refrigerador durante la noche. Vuelve a congelar o cocina dentro de dos días.

Para comidas individuales, dale forma a tu pastel de carne en pequeñas bolas de tamaño de panecillo y colócalas en un molde antiadherente para panecillos. Una vez congeladas, retira los mini pasteles de los moldes y guárdalos en una bolsa para congelar hasta por cuatro meses. Debido a que las salsas se pueden separar cuando se congelan, agrega la salsa o catsup justo antes de hornear y servir tu pastel de carne.

Advertencias

Congela tu pastel de carne tan pronto como sea posible, ya que la carne se hecha a perder a temperatura ambiente por más de dos horas. La carne cruda puede contener bacterias dañinas, así que lava tus manos y todas las superficies con agua caliente y jabón antes y después de preparar y congelar tu pastel de carne.