¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Con simplemente oler comida aumentas de peso?

Escrito por Selena Santana | Fecha actualizada July 25, 2018

Si pensabas que la fuerza de voluntad que utilizabas para evitar las galletas recién horneadas o la pizza que tus amigos pidieron te ayudaban a perder peso, es posible que debas reconsiderarlo. Resulta que oler alimentos altos en calorías y carbohidratos podría aumentar el tamaño de tu cintura.

De acuerdo a un nuevo estudio de UC Berkeley publicado esta semana en Cell Metabolism, tu sentido del olfato se relaciona con el aumento de peso, posiblemente porque el olor determina si tu cuerpo almacena grasa o la quema.

"Los sistemas sensoriales desempeñan un papel importante en el metabolismo", dijo el autor principal del estudio Andrew Dillin, presidente de Thomas and Stacey Siebel en Stem Cell Research y profesor de biología molecular y celular. "El aumento de peso no solo se debe a las calorías consumidas; también se relaciona a como se perciben las calorías ".

Los investigadores clasificaron a los ratones en tres grupos: los que tenían súper olfato , otros con un olfato temporalmente desactivado y un grupo de control, y les hicieron comer a todos la misma dieta alta en grasas de Burger King.

Los ratones con el súper olfato ganaron más peso y duplicaron su tamaño, mientras que aquellos que no podían oler ganaron a penas el 10 por ciento de su peso corporal. El grupo de control ganó menos que los de olfato aumentado, pero más que los de olfato temporalmente desactivado.

Este estudio indica que hay una relación clave entre el sentido del olfato y, no solo el apetito, sino también tu metabolismo. La comida que no puedes oler se quema en lugar de almacenarse como grasa, mientras que la comida que estimula tu nariz si se almacena. En otras palabras, los que no pueden oler el sabor del queso de un Taco Bell Chalupa, probablemente lo vayan a metabolizar mejor.

Pero esto no significa que debes taparte la nariz para perder peso. Los investigadores señalaron que es común que las personas que han perdido el olfato debido a la vejez, a las enfermedades como el Parkinson o las lesiones, se depriman y dejen de comer.

En vez, de utilizar estos nuevos hallazgos, la ciencia podría encontrar la manera de ayudar a los que tienen el olfato muy desarrollado y también a los que han perdido el olfato a estabilizar su metabolismo. "Si se puede comprobar esto en los seres humanos, quizás podamos fabricar un medicamento que no interfiera con el olfato pero que bloquee su sistema metabólico". Eso sería increíble ", dijo Dillin. "Para ese pequeño grupo de personas, podrías eliminar su olfato por aproximadamente seis meses y luego dejar que las neuronas olfativas vuelvan a crecer después de que hayan estabilizado su metabolismo".

¿Qué piensas?

¿Te sorprende que tu olfato esté tan relacionado con la forma en que tu cuerpo metaboliza los alimentos? ¿Este estudio hará que cambies la forma en que hueles y comes? ¿Crees que este estudio será importante para la forma en que se trata la obesidad y los trastornos alimenticios?

Este artículo fue realizado con la ayuda de livestrong.com