Complicaciones al comer palomitas de maíz

Escrito por Erika Elizalde
La venta de palomitas se da principalmente en los cines.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Las palomitas de maíz son el alimento elegido a la hora de ir al cine o ver una película en casa. Se hicieron muy famosas durante la Gran Depresión en 1890 cuando iniciaron la venta en pequeños paquetes de puestos ambulantes. A día de hoy en Estados Unidos se consumen más de 17 trillones de cuarto de galón de palomitas de maíz. Si abusas demasiado de este alimento puede causarte algunos problemas.

Los perfluorados

Las bolsas de palomitas para el microondas contienen químicos especiales para su cocción.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Si consumes palomitas de maíz hechas en casa a través del microondas estas vienen en unos envases especiales para que con el calor del microondas queden listas al instantes. Este tipo de productos de comidas rápidas traen los llamados perfluorados que son un producto químico muy dañino. Se lo suele vincular como causa principal del cáncer. Si bien su consumo no tiene por qué disparar este tipo de enfermedad, evita comer palomitas de maíz con perfluorados ayudará a nuestra salud.

Aumento de peso

El azúcar que le agregamos a las palomitas de maíz es una de las sustancias que lo convierten en un producto calórico.
Goodshoot RF/Goodshoot/Getty Images

El maíz es un grano integral muy bajo en calorías pero alto en fibras por lo que no tendría que influir en nuestro peso. Sin embargo al agregarle elementos extras para su sabor como mantequilla, sal o caramelo, los componentes de base se eliminan y el elemento toma los elementos de estas sustancias aumentando sus calorías y grasas. Las palomitas que vienen para hacer en casa son a base de aceite por lo que engordan más que las compradas en un palomitero.

Posible indigestión

Un consumo grande de palomitas de maíz puede causar indigestión.
Goodshoot RF/Goodshoot/Getty Images

Cualquier tipo de grano genera una digestión mucho más lenta que otro tipo de alimentos. Dependiendo del tipo de persona puede llega a generarle una indigestión en el estómago con un dolor de abdomen muy fuerte. Las palomitas de maíz al fabricarse gracias al calor que hincha el grano puede generar una crecimiento de nuestro estómago simulando una hinchazón por el gas que queda atrapado en nuestro sistema digestivo y que hace más difícil su expulsión.

Posibles efectos en el colon

Si sufres de problemas intestinales no es recomendable comer palomitas de maíz.
Eising/Photodisc/Getty Images

Las personas que sufren de problemas intestinales o de colon tienen que tener un cuidado general con el consumo de granos o frutos secos por lo que los médicos recomiendan que el consumo de palomitas de maíz sea muy moderado ya que puede quedarse en sus paredes intestinales y aumentar la gravedad del colon. El problema con las palomitas de maíz, no es el grano en si mismo sino la forma en la que ese grano se prepara llevándolo a su hinchazón gracias al calor.