Cómo volver a los ejercicios después de la neumonía

Escrito por Darla Ferrara
Termina el tratamiento antes de regresar a tu programa de ejercicios.
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Los pulmones son órganos complejos formados principalmente por pequeños sacos o alvéolos. La neumonía es una infección de estos sacos. Dicha infección debilita las estructuras del sistema respiratorio. Volver a estar saludable después de haber tenido neumonía puede tomar tiempo. El ejercicio aumenta tu respiración y te resultará difícil hasta que los pulmones sanen. Comenzar despacio e incluir un ejercicio de respiración puede llevarte por el camino correcto. Sólo tu médico sabrá si estás listo para comenzar a hacer ejercicios de nuevo.

Practica ejercicios de respiración con los labios fruncidos.
Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Practica respiración con los labios fruncidos. Siéntate en una silla con tu espalda recta. Inhala profundamente y mantén la respiración durante tres segundos. Exhala con los labios parcialmente cerrados como si estuvieras tratando de silbar. Esto ayuda a aumentar la presión en las vías respiratorias y aumenta la fuerza en los pulmones, de acuerdo con "El manual de salud en el hogar Merck".

Haz al menos una caminata de 30 minutos cada día.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Camina todos los días durante la primera semana después de que el médico te dé el visto bueno para comenzar a ejercitarte de nuevo. Basa la cantidad de tiempo que pasas caminando en cómo te sientes. Haz por lo menos una caminata de 30 minutos cada día a un ritmo de lento a moderado.

Disminuye tu rutina normal al 25% una vez que cumplas con la meta de caminar.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Disminuye tu rutina normal al 25% una vez que cumplas con la meta de caminar. Por ejemplo, si normalmente corrías durante una hora antes de enfermarte, corre sólo 15 minutos. Reduce el ritmo si tienes dificultades para respirar.

Aumenta un 50% de tu programa de ejercicio normal.
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Aumenta un 50% de tu programa de ejercicio normal, cuando estés listo. Por ejemplo, corre durante 30 minutos en lugar de una hora.

Sube hasta un 75% una vez que te sientas cómodo.
Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Sube hasta un 75% una vez que te sientas cómodo. Al completar este nivel, ya deberías ser capaz de volver a tu rutina normal.

Consejo

Utilizar la técnica de respirar con los labios fruncidos durante el ejercicio puede ayudar a aumentar tu resistencia. Tu médico puede querer que completes el tratamiento antes de comenzar a hacer ejercicios.

Advertencias

Si en algún momento tienes dificultad para respirar, disminuye la velocidad o detente por ese día.