Cómo vendar una mano con tendinitis en el pulgar

Escrito por Rick Suttle
Comstock Images/Stockbyte/Getty Images

El uso constante de las manos o el estrés constante sobre los tendones del pulgar puede provocar tendinitis. Esta lesión, que ocurre en la base del tendón, es llamada tendinitis de Quervain y puede provocar dolor, inflamación y entumecimiento en el lado de la muñeca del pulgar, indica la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos. Vendar la mano y el pulgar puede evitar agravar la tendinitis del pulgar y una posible ruptura del tendón.

Encintar una mano con tendinitis de pulgar

Compra un rollo de 1,5 pulgadas (3,8 cm) de cinta no elástica blanca. Coloca la cinta en el interior de tu muñeca. Mueve la cinta hacia arriba y alrededor de la muñeca, envolviendo la parte trasera de tu mano y sobre la unión del pulgar.

Pasa la cinta sobre la palma de tu mano y sobre la parte trasera de tu muñeca. Corta la cinta con unas tijeras y pega la punta sobre el inicio de la misma al frente de tu muñeca.

Comienza con otro trozo de cinta y asegúralo al dorso de tu mano. Pasa el trozo en la dirección opuesta, alrededor de la base de tu pulgar y sobre tu palma. Sigue envolviendo la cinta alrededor de tu pulgar y sobre tu palma, gradualmente llevándola un poco más arriba del pulgar en cada vuelta. Usa varias tiras de cinta si es necesario.

Repite los Pasos 1 y 2 pasando otro trozo de cinta sobre el frente de tu muñeca, alrededor del dorso de tu mano, a través de la unión de tu pulgar y sobre la palma y de regreso a tu muñeca. Corta la cinta y pégala sobre el frente de tu muñeca.

Prueba la cinta para asegurarte de que tu pulgar esté inmovilizado lo bastante como para no moverse hacia una posición dolorosa. Agrega cinta más arriba del pulgar repitiendo los Pasos 3 y 4, si es necesario.

Consejo

Mientras más alto coloques la cinta sobre tu pulgar, más soporte ofrecerá. No debes envolver tu mano y dejar que el pulgar se mueva y empeore la tendinitis. También, la cinta es un material más rígido para inmovilizar un pulgar que los vendajes elásticos.

Advertencias

La técnica para encintar la mano es la misma para esguinces, tendinitis y otras lesiones en el pulgar. La clave es limitar la movilidad del mismo lo más que se pueda. Pero, aunque tengas inmovilizado el pulgar, no uses de más tu mano. Deja que repose lo más que puedas. Quizás debas quitarte las vendas varias veces al día para realizar otros tratamientos antiinflamatorios, como colocar hielo o calentar el área.