Cómo vencer la adicción al spray nasal

Escrito por Shelley Moore
Creatas Images/Creatas/Getty Images

La congestión nasal sucede cuando los vasos sanguíneos de los pasajes nasales se hinchan por un resfrío, alergias o irritación por el medio ambiente como humo o polvo. Los sprays nasales con receta o los esteroides en spray comprados en el mostrados terminan rápidamente con la congestión y el alivio puede hacer que la gente continúe usando el spray de forma regular. Este uso continuo lleva a la dependencia del mismo, porque la persona no tiene la nariz despejada si no lo usa. Combatir esta dependencia requiere algo de voluntad, porque los pasajes nasales estarán mojados por varios días, incluso una semana o dos, pero algunos cambios de comportamiento ayudarán.

Despejando la congestión nasal

Deshazte de todos spray nasales que tengas, para que no puedas usarlos en un momento de debilidad. La gente que depende de ellos suele tener más de una botella, por eso debes eliminar todos los que tengas en tu armario de medicinas, en el bolso, en el coche, en el escritorio, o en la taquilla de la escuela.

Comprende el efecto rebote. Esto implica que la congestión nasal empeora después de que dejas de usar el spray. Podría ser peor de lo que era originalmente. El efecto se disipará en una o dos semanas, pero este es el momento en el que necesitarás voluntad para no empezar a usar de nuevo el spray.

Sustituye tu spray habitual por spray salino o spray de base de pimienta capsaicina. Estos sprays están disponibles sin receta y no causan adicción. También puedes hacer una solución salina en enjuage o en spray con 1/4 cucharadita de sal no ionizada y 1/2 taza de agua destilada tibia.

Usa un humidificador en tu habitación para que puedas respirar más fácilmente al dormir. El aire seco puede agravar la congestión nasal.

Bebe te de hierbas caliente o sopa caliente, para que el vapor te ayude a despejar la congestión nasal. Evita las bebidas descafeinadas, que pueden tener un efecto deshidratante.

Aplica compresas tibias, como paños tibios, en el área de los senos alrededor de tu nariz; esto ayudará a eliminar mocos.

Compra tiras nasales que mantienen abiertos las fosas nasales, y llévalas mientras duermes. Simplemente abrir los pasajes nasales puede ayudar.