Cómo utilizar la raíz de cúrcuma fresca en vez de seca

Escrito por Susan Brassard
Plantas de cúrcuma.
David De Lossy/Photodisc/Getty Images

También conocida como azafrán indio, la raíz de cúrcuma fresca tiene un sabor suave y complejo que se incorpora fácilmente en las recetas asiáticas. Autóctona del sur de Asia, la cúrcuma es valorada por sus propiedades culinarias y medicinales. Es ampliamente usada como un tinte natural para darle color a los tejidos y es la base del amarillo rico de la mostaza y algunos quesos. Ya que puede mancharte los dedos y las superficies porosas de la cocina, ten cuidado al manipular las raíces frescas.

Reemplaza 1/2 cucharadita de cúrcuma seca con un segmento de una pulgada (2,5 cm) de cúrcuma fresca en tu ensalada favorita de tubérculo. La cúrcuma picada fina añade otra dimensión a la ensalada de zanahoria rallada y de pasas, así como es una adición colorida a una ensalada de col.

Ralla la cúrcuma fresca en el sofrito, en lugar de la raíz fresca de jengibre. El sabor más suave de la cúrcuma, en combinación con el color brillante y el sutil aroma a naranja, es una alternativa agradable al sabor picante del jengibre fresco o seco.

Mezcla dos tazas de leche de coco con aproximadamente 3 a 4 pulgadas (7,6 a 10 cm) de cúrcuma fresca pelada y pisada para hacer una salsa líquida para el pescado y las verduras. Añade una pizca de sal o azúcar blanco para realzar los sabores de la leche y la cúrcuma.

Sustituye la cúrcuma fresca por polvo de cúrcuma en los platos al curry. Agrega la cúrcuma molida con ajo o cebollas rayadas, según las instrucciones de la receta.

Consejo

Encurte la raíz fresca de la cúrcuma en vinagre y jugo de lima para obtener un condimento sabroso con el estilo asiático.

Envuelve la raíz de cúrcuma en una toalla de papel y almacénala en una bolsa plástica en tu refrigerador para guardarla a largo plazo.

Planta un trozo de raíz de cúrcuma fresca en una maceta de tierra arenosa húmeda para propagar tu propia planta de cúrcuma.