¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo utilizar la droga Flexeril

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 21, 2018

El Flexeril es el nombre comercial de un medicamento basado en el clorhidrato de ciclobenzaprina, que es una droga que se utiliza comúnmente para tratar distensiones o espasmos musculares.

Bajo el nombre Flexeril se vende en forma de comprimidos de ciclobenzaprina de 5 y 10 miligramos, pero también se consigue bajo otras marcas en Estados Unidos y Latinoamérica en presentaciones de 7,5 miligramos o en dosis de liberación prolongada en cápsulas de 15 y 30 miligramos.

¿Para qué sirve el Flexeril?

Básicamente la ciclobenzaprina funciona bloqueando el impulso nervioso que le indica al cerebro que el cuerpo siente dolor muscular, razón por la cual es usada como única droga para algunas condiciones neuromusculares.

Sin embargo, el uso más frecuente del Flexeril es en combinación con terapia física y descanso dado que estas permitirán que el tejido muscular retorne a sus condiciones normales.

Lee también: ¿Qué es el clorhidrato de ciclobenzaprina?

De hecho, el Flexeril es muy utilizado para el tratamiento del síndrome de piernas inquietas, o enfermedad de Willis-Ekbom, que es un trastorno de origen neurológico, en el que se producen unas sensaciones molestas en las extremidades durante el reposo, por ejemplo al permanecer sentado o acostado.

Estas molestias ocasionan necesidad de levantarse, caminar y moverse, acciones que le dan alivio parcial o total a estas sensaciones en las extremidades. El síndrome de piernas inquietas afecta tanto a hombres como a mujeres.

Pero si tienes una condición que requiera el consumo de este medicamento, debes consultar con tu médico sobre los posibles efectos secundarios y contraindicaciones del mismo.

Por lo general, no se recomienda tomar Flexeril o drogas basadas en ciclobenzaprina a aquellos individuos que han sufrido recientemente un ataque cardíaco. También puede estar contraindicado en pacientes con arritmia, una obstrucción o insuficiencia cardíaca congestiva.

Adicionalmente, el fármaco no es aconsejable para aquellos que sufren de próstata agrandada, glaucoma, enfermedad del hígado, hipertiroidismo o problemas para orinar.

Las mujeres que están embarazadas, planean embarazarse o están en proceso de lactancia deben evitar consumir Flexeril ya que puede tener efectos negativos en el feto y además hay el riesgo de que la droga llegue al bebé a través de la leche materna.

También puede poner afectar el proceso de pensamiento o incluso generar reacciones musculares extrañas, como espasmos o temblores, que son peligrosos en el caso de quienes trabajen con equipos pesados.

Es recomendable que investigues los problemas de interacción del fármaco con otros medicamentos que estés usando. Por ejemplo, el Flexeril no es compatible con los inhibidores de la monoaminoxidasa usados contra la depresión.

De hecho, estos dos tipos de droga interactúan tan violentamente que pueden causar condiciones peligrosas, potencialmente mortales, como convulsiones y temperaturas excesivamente altas.

Adicionalmente, puede amplificar los efectos de drogas como barbitúricos, benzodiazepinas o narcóticos y es peligroso ingerir alcohol mientras tomas Flexeril.

¿Cuáles son los efectos secundarios del Flexeril?

Como todo medicamento, esta droga tiene efectos secundarios que debes tener en cuenta. Entre estos se encuentran estreñimiento, mareos, somnolencia, sequedad de boca, náuseas y fatiga. Estas son comunes y no tienen importancia a menos que persistan o empeoren.

Sin embargo, debes vigilar si aparecen otros efectos secundarios como desmayos o vómitos.

Igualmente, debes buscar ayuda médica inmediata si al usar el Flexeril se presentan síntomas como visión borrosa, ictericia, vómitos persistentes o dificultades para respirar.

En algunos casos, pueden presentarse situaciones más graves que ameritan atención de emergencia, como son el bloqueo de las vías respiratorias, pérdida de conciencia, sarpullido repentino o hinchazón.

Cumple estrictamente con la dosis prescrita

Es importante que consumas solo la dosis prescrita por tu médico. El Flexeril viene en forma de pastillas de 5 o 10 miligramos. Para el dolor muscular, la prescripción debería no debería superar las tres tomas por día.

Para el síndrome de piernas inquietas, se recomienda tomar una sola pastilla antes de ir a dormir.

Si te olvidas de tomar una de tus dosis diarias, puedes ingerirla hasta una hora después del momento en que generalmente lo haces. Pasada la hora, debes esperar hasta la próxima toma. El Flexeril nocturno puede ser tomado en cualquier momento de la noche.

Te recomendamos leer: Efectos secundarios de los relajantes musculares

No ajustes tu dosis por ti mismo si sientes que no está haciendo efecto ni dupliques la cantidad de fármaco que tomas. Deja que tu médico te indique qué hacer en este caso.

Finalmente, almacena la medicación a temperatura ambiente y mantenla lejos del calor, el frío, la luz y la humedad.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.