Cómo utilizar el bicarbonato para curar las aftas

Escrito por Alicia Bodine

Las aftas son una infección producida por hongos, llamada candidiasis. Se encuentra comúnmente en los lactantes y en los niños pequeños pero también puede afectar a los adultos. Las aftas se presentan como pequeñas manchas blancas en la boca. Estas lucen como queso cottage y pueden aparecer en la lengua o en el paladar. Son dolorosas y pueden provocar que el niño rechace los alimentos. Puedes tratarlas con un remedio casero, que utiliza el bicarbonato.

Mezcla el bicarbonato con el agua hasta que se haya disuelto.

Agrega una gota de jabón lavavajillas al agua con bicarbonato y revuelve nuevamente.

Vierte un poco de esta mezcla sobre un paño limpio y limpia el interior de la boca del bebé con este último. Asegúrate de que lo pasas sobre la legua así como en el paladar.

Repite este procedimiento de cuatro a seis veces al día, hasta que las aftas hayan desaparecido.

Consejo

Si no posees bicarbonato, puedes sustituirlo por vinagre. Cualquiera de los dos ingredientes alterará los niveles ácidos de la boca por lo que será más difícil que los hongos puedan sobrevivir.

Advertencias

Si estás amamantando a tu bebé también tendrás que tratarte los pezones después de cada toma. Utiliza la solución de bicarbonato y un bastoncillo de algodón. Si no lo haces, tal vez contraigas una infección por hongos en tus pezones.