Cómo utilizar cloro para curar la tiña

Escrito por Traci Joy
None

La tiña no es sólo una condición desagradable de la piel, sino que es a menudo insoportable para aquellos quienes la padecen. Es el resultado de un hongo y es altamente contagiosa. Da picazón y puede arder, causando irritación constante. Existen numerosas medicinas de venta libre y recetadas para la tiña, pero no todas funcionan para todos. Hay un remedio casero sencillo que funciona de forma rápida para los enfermos de tiña, aliviando la picazón casi inmediatamente y deshaciendo la tiña en tan sólo 3 días. Este remedio casero maravilloso es el cloro.

Pon 2 tazas de agua tibia y destilada en un recipiente de vidrio.

Agrega 1/3 de taza de cloro blanqueador al agua. Revuelve para mezclar.

Humedece un hisopo de algodón esterilizado en la mezcla de cloro. Aplica el algodón mojado directamente a la tiña, pasando 1/4 de pulgada del borde de la tiña a la piel evidente. Repite este proceso con hisopos de algodón limpio hasta que el área se haya cubierto.

Deja el cloro sobre la piel durante la noche o el mayor tiempo posible.

Usa una bola de algodón esterilizado sobre la tiña si tienes un gran parche que necesitas cubrir.

Consejo

Si encuentras que la mezcla de cloro quema tu piel, mézclala con otra 1/2 taza de agua. Por otro lado, si no estás viendo resultados con el tratamiento de cloro, reduce la cantidad de agua en 1/2 taza hasta que veas resultados. Lava toda la ropa de cama y con la que hayas estado en contacto con la tiña en agua muy caliente.

Advertencias

No utilices el cloro directamente ya que puedes quemar y cicatrizar la piel. Una vez que el hisopo o la bola de algodón ha tocado la tiña, no lo devuelvas a la mezcla de cloro. Ten cuidado de no recibir la mezcla de cloro sobre la ropa.