¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo usar Gravol contra las nauseas

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 25, 2018

El nombre Gravol es una de varias denominaciones de marca comercial para un producto contra el vértigo a base de dimenhidrinato.

Otras marcas que usan este mismo componente básico incluyen la Dramamine, Vomex y Driminate.

El Gravol se utiliza como un medicamento preventivo o de tratamiento contra la náusea, el vértigo y mareos causados por viajes o movimiento.

También se receta a personas sometidas a radioterapia o electroshock, quienes suelen sufrir mareos y vértigos al término de cada sesión de tratamiento.

Artículo relacionado: Medicamentos para el vértigo del oído interno

Otras dolencias para las cuales se receta el Gravol y los medicamentos a base de dimenhidrinato son el Síndrome de Meniére, la laberintitis aguda o crónica y la disfunción vestibular causada por algunos antibióticos.

Se clasifica como un medicamento antihistamínico o antialérgico.

Es comúnmente usado por personas que sufren de enfermedad de movimiento, pero también puede ser utilizado para las náuseas y los vómitos en general, las náuseas post-operatorias y la enfermedad por radiación.

Enfermedad de Ménière

La enfermedad de Ménière es una condición del oído interno que causa mareos extremos, pérdida del equilibrio, pitido en los oídos y pérdida de la audición, así como otros problemas del oído interno.

También se denomina hidropesía endolinfática o edema endolinfático. Afecta principalmente a adultos de entre 30 y 50 años y cerca de 100.000 personas desarrollan la enfermedad de Meniere cada año.

La enfermedad de Ménière se debe a una distensión del laberinto membranoso, por un aumento excesivo de su contenido en endolinfa. Este aumento de presión altera la relación entre las diferentes estructuras del oído interno, afectando tanto a la función auditiva como al equilibrio.

Si el laberinto membranoso se rompe, la endolinfa se mezcla con otro fluido del oído interno llamado perilinfa.

Se cree que la mezcla de los dos fluidos puede ser una de las razones que expliquen los síntomas de la enfermedad de Ménière.

Laberintitis aguda o crónica

La laberintitis es un trastorno auditivo que consiste en la irritación e inflamación de las estructuras que conforman el oído interno.

También se conoce como laberintitis bacteriana, laberintitis serosa, neuronitis vestibular, neurolaberintitis viral o neuritis vestibular.

Se relaciona en la mayoría de los casos con infecciones de oído medio o de las vías respiratorias altas.

También puede aparecer luego de una alergia, colesteatoma o después de tomar ciertos fármacos que son peligrosos para el oído interno.

¿Cómo debo usar el Gravol para eliminar las náuseas por vértigo?

El Gravol viene en forma líquida, píldoras, supositorios y una solución de inyección. Puede causar somnolencia y se recomienda que evites el alcohol cuando lo utilices.

Lávate bien las manos con jabón y agua tibia. Seca con una toalla limpia.

Revisa la información de la dosificación en el exterior de tu paquete Gravol.

Presta mucha atención a la cantidad de la dosis que recibes. La dosis recomendada para los adultos es de 50 a 100 miligramos cada cuatro a ocho horas, dependiendo de si es o no es oral o rectal.

No excedas los 400 miligramos en 24 horas. Las dosis infantiles varían, así que lee los detalles del paquete.

Abre el paquete de Gravol. Usa la dosis recomendada. Si lo usas en líquido puedes necesitar un dispositivo dosificador de medicamentos para medir líquidos.

Te recomendamos: Ejercicios para el vértigo periférico

Toma tu dosis de Gravol. Si estás tomando las tabletas o cápsulas asegúrate de tomarlos con agua. Si usas supositorios, suaviza los bordes ásperos para que la administración de medicamentos sea más fácil y cómoda.

Guarda el resto del medicamento fuera del alcance de los niños, las altas temperaturas y la humedad alta.

Consejo

Puedes utilizar Gravol en cápsulas de acción prolongada durante períodos más largos para el alivio de la náuseas. Sin embargo, no excedas de 400 miligramos en 24 horas.

Advertencias y efectos secundarios del Gravol

Nunca administres Gravol a niños debajo de los 2 años sin indicaciones médicas.

El dimenhidrinato puede provocar efectos secundarios como somnolencia, exitación o hiperactividad en niños y dolores de cabeza.

También puede provocar en algunas personas mareos peores que los que tenía y visión borrosa, ruidos en el oído y resequedad en las vías respiratorias superiores.

Algunas personas reportan problemas de coordinación al caminar, desmayos y náuseas

Si el paciente presenta aceleración o irregularidad en el ritmo cardíaco, debe suspender el tratamiento y acudir al médico de inmediato.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.