Cómo usar comprimidos Provera

Escrito por Ginger Yapp
Tom Le Goff/Digital Vision/Getty Images

Provera es el nombre comercial de la progestina, o medroxiprogesterona. El medicamento Provera, fabricado por Pfizer, está disponible en forma de comprimidos y se prescribe para reducir los síntomas de la menopausia, el riesgo de cáncer de útero, para corregir la menstruación en mujeres que son irregulares y para detener el sangrado uterino anormal. Las mujeres que usan Provera deben consultar con su médico cada tres a seis meses para asegurarse de que todavía necesiten tomar el medicamento. Las instrucciones de uso de Provera varían según cada estado.

Visita al médico para que te recete los comprimidos de Provera. El médico decidirá si este medicamento es el apropiado para tu condición y pueden brindarte instrucciones sobre cómo tomar el fármaco.

Lee con atención las instrucciones de los comprimidos Provera antes de comenzar a tomar este medicamento.

Si el medicamenteo te genera molestias estomacales, ingiere una comida completa antes de tomar Provera.

Toma este medicamento por vía oral, según las instrucciones indicadas por tu médico. La dosis y la frecuencia del consumo de Provera varía según cada paciente y las determina el médico en base a tu afección y los síntomas. Provera se debe tomar con un vaso lleno de agua.

Consejo

Si estás bajo tratamiento con Provera para regularizar tu período menstrual o prevenir el sangrado uterino anormal, en general deberás tomarlo una vez por día, entre 5 y 10 días durante la segunda mitad de tu ciclo menstrual planificado. Comúnmente se produce la interrupción del sangrado entre 3 y 7 días después de terminar el tratamiento con Provera.

Los pacientes deben comenzar con la dosis efectiva más baja.

Provera se debe almacenar a temperatura ambiente.

Advertencias

Consulta con tu médico si tu afección empeora o si experimentas efectos secundarios intensos.

Provera no está probado para tratamientos infantiles.

Evita fumar durante el tratamiento con Provera.

No consumas Provera si tienes antecedentes de cáncer de mama en la familia, si sufres de cáncer de mama, de enfermedades renales, si estás embarazada o estás buscando un embarazo, o si eres alérgica a cualquiera de los ingredientes que componen Provera.

Provera puede aumentar el riesgo de sufrir derrame cerebral, enfermedades cardiovasculares, enfermedades cardíacas, tumores malignos, cáncer de mama, cáncer de endometrio, cáncer de ovario, demencia y problemas de visión.

Debes controlar tu presión arterial durante el tratamiento con Provera.