Cómo usar almendras y limones para limpiar la piel

Escrito por Elyse James

Los limones y las almendras son dos ingredientes que ayudan a proteger, limpiar y mejorar la condición de la piel. El limón se usa en productos para blanquearla y reducir la aparición de arrugas. Las almendras, por otro lado, se usan para tratar la piel seca y sensible. Cuando los combinas y los aplicas a modo de mascarilla facial, estos dos ingredientes no sólo limpiarán tu piel, sino que, usándolos regularmente, mejorarán su claridad al reducir las imperfecciones y las arrugas.

Bate el huevo blanco en un bol pequeño hasta que se espese y forme picos.

Coloca el resto de los ingredientes en el bol y mezcla muy bien todo.

Aplica la mezcla directamente sobre la piel de tu rostro y cuello, asegurándote de evitar la zona de los ojos.

Déjate la mascarilla durante 20 minutos, y luego enjuaga con agua fría.