¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo tratar un tatuaje infectado

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada September 19, 2018

Un tatuaje es una creación artística, donde el lienzo es nuestra propia piel. Decidir realizarse un tatuaje expresa una identidad, un mensaje, un modo de ver distintos aspectos de la vida desde una perspectiva única.

Es, sin dudas, una de las expresiones corporales más ancestrales, ya que existen registros de tatuajes de más de 4000 años de antigüedad. En los comienzos, los tatuajes se realizaban a mano: por medio de una aguja se insertaba la tinta en las capas más profundas de la piel. En la actualidad, una máquina es la que se encarga de impulsar una serie de agujas hacia arriba y hacia abajo mientras deposita la tinta dentro de la piel.

Todo esto se ejecuta con cánones de seguridad con el fin de evitar cualquier infección. Aunque, como cualquier herida abierta, un tatuaje puede ser la puerta de entrada a infecciones, si no se toman las medidas de cuidado adecuadas.

Te puede interesar: Pros y contras de los tatuajes

¿Qué infecciones puede provocar un tatuaje?

La cantidad de problemas a raíz de un tatuaje pueden ser varias. La principal a tener en cuenta, y que puede prevenirse mediante adecuadas condiciones de higiene, son las infecciones. Una de las bacterias más frecuentes en este tipo de infecciones es la Mycobacterium chelonae.

La hepatitis C es también uno de los problemas de salud que pueden ser generados por un tatuaje realizado en condiciones antihigiénicas. La prestigiosa revista científica _International Journal of Infection Deseases _publicó los resultados de una investigación realizada en Canadá, que incluyó los resultados de más de 100 estudios de 30 países, donde se evidenció que las personas que se realizan un tatuaje tienen una probabilidad casi tres veces mayor de contraer el virus de la hepatitis C (VHC) que la población general.

Otros problemas relacionados a los tatuajes pueden ser: reacciones alérgicas, granulomas en la piel o formación de queloides.

Te puede interesar: Cómo asegurar que tu tatuaje nuevo cicatrice de forma bonita

¿Por qué se puede producir un tatuaje infectado?

Si tienes planeado realizarte un tatuaje, es indispensable que conozcas las medidas de precaución para evitar cualquier riesgo de infección. Ten en cuenta que un tatuaje representa una perforación en la piel por medio de agujas y, si no se realiza de forma segura, así como ingresa la tinta en tus capas cutáneas, también lo puede hacer algún microorganismo perjudicial para la salud.

El ser humano convive permanentemente con bacterias que no generan ningún daño, siempre y cuando no se les abra una puerta de entrada para causar una infección. Por eso, el primer factor para evitar tener un tatuaje infectado es la propia higiene: antes de comenzar con el tatuaje, lava con agua y jabón la zona de la piel donde decidas hacértelo.

El segundo aspecto es conocer a tu tatuador y, fundamentalmente, qué medidas de higiene aplica en su labor. Para que el trabajo se realice en condiciones de higienes óptimas, deberá cumplir con normas de seguridad que las agencias reguladoras de salud de cada país estipulen. No obstante, en normas generales, quien realice el trabajo deberá:

  • Lavarse correctamente las manos antes de comenzar a trabajar.
  • Utilizar guantes de protección descartables en cada procedimiento.
  • Las agujas que utilice deben ser descartables. Es decir que cada trabajo debe hacerse con agujas nuevas y estériles. Asegúrate de que el tatuador abra los envases sellados frente a ti 
  • El resto de los materiales de trabajo, como las tintas, bandejas o recipientes también deben ser nuevos y esterilizados.
  • Los equipos reutilizables deben estar esterilizados correctamente. La Mayo Clinic recomienda asegurarse de que el tatuador utilice un equipo de esterilización por calor para esterilizar todos los equipos no desechables. 

Una vez finalizado el tatuaje, las precauciones para evitar infecciones son indispensables, ya que las heridas provocadas por las agujas aún no han cicatrizado y la posibilidad de infecciones es alta. Seguramente, tu tatuador cubrirá la zona con un vendaje (la mayoría de los tatuadores utilizan papel film). El tatuaje deberá estar totalmente cubierto al menos durante 24 horas, hasta que la sangre coagule.

La limpieza del tatuaje también es un factor a tener en cuenta. Luego de cinco o seis horas de realizado el tatuaje, y procurando que las heridas hayan cerrado, puedes limpiar la zona con jabón neutro y enjuagar bien, para evitar que queden residuos jabonosos. Recuerda hacerlo luego de haberte lavado las manos correctamente. Una vez limpiada la zona, reemplaza el vendaje por uno nuevo.

Por último, mantén la zona libre de bacterias. Aplica alguna crema antibiótica, emulsiones hidratantes o aceite de vitamina E sobre el tatuaje, tres veces al día durante una semana. Recuerda no sumergir el tatuaje o exponerlo directamente al sol durante al menos dos semanas.

Te puede interesar: La piel seca y los tatuajes

¿Qué hacer si se infecta un tatuaje?

No seguir las medidas higiénicas adecuadas puede ocasionar tener un tatuaje infectado sobre la piel, lo cual ocasiona molestos síntomas y la posibilidad de desarrollar graves problemas de salud. Los principales síntomas son:

  • Inflamación o hinchazón.
  • Fiebre, producto de la infección bacteriana.
  • Picor persistente y mal olor en la zona afectada.
  • Sangrado.
  • Erupciones cutáneas.
  • Calor o sensibilidad alrededor del tatuaje.
  • Dolor prolongado o severo.
  • Secreciones, llagas que liberan fluido espeso, blanco o amarillento.

Ante cualquiera de estos síntomas, la visita al médico deberá ser inmediata. En tanto, si se evidencian rayas rojas a lo largo de la piel afectada, diarrea, deshidratación y vómitos, se puede estar en presencia de una infección severa que requerirá internación hospitalaria.

El tratamiento para un tatuaje infectado tendrá como pilar la administración de antibióticos para eliminar la bacteria. Dependiendo de la gravedad de la infección, se optará por un tratamiento tópico (para los casos menos agresivos) u oral (cuando la infección sea más severa).

Es importante completar el tratamiento antibiótico indicado por el médico, más allá de que los síntomas cedan o desaparezcan antes de tiempo. Un tratamiento incompleto puede hacer volver la infección y generar resistencia microbiana.

Te puede interesar: Los efectos secundarios de tener un tatuaje en tu piel

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.