¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo tratar un pulso cardíaco reducido

Escrito por María Silvana Costanzo | Fecha actualizada September 24, 2018

Por lo general, si tienes una baja frecuencia del pulso significa que estás saludable. Sin embargo, en ocasiones ésta puede tornarse peligrosamente baja. Una frecuencia normal y saludable está usualmente entre las 60 y 100 pulsaciones por minuto, pero si sólo es ligeramente inferior o superior, no hay motivo inmediato de alarma. Un número de pulsaciones por debajo de las 50 por minuto, no obstante, puede provocar síntomas serios como mareos, fatiga, debilidad e incluso desvanecimientos. También podrías experimentar dificultades al respirar. Es importante conocer el tratamiento de esta alteración.

Tal vez te pueda interesar: Rango normal del pulso cardíaco

Causas que generan un pulso cardíaco reducido

La disminución del número de pulsaciones por debajo de 50 (pulsaciones por minuto) es considerado una arritmia y se llama bradicardia. Tu doctor podría determinar la causa que genera la perturbación en el ritmo cardíaco y además está causando un bajo número de pulsaciones. Entre las condiciones que pueden disminuir la frecuencia cardíaca se encuentran:

  • Alteraciones en la tiroides (hipotiroidismo).
  • Medicamentos.
  • Daños en el tejido cardíaco.
  • Infección del tejido cardíaco
  • Cardiopatía de nacimiento.

Síntomas que genera un pulso cardíaco reducido

Si experimentas síntomas tales como mareo, debilidad, fatiga, o desvanecimiento tu pulso puede ser más bajo de lo normal. Deberías buscar asistencia médica de inmediato. Cuando este tipo de indicios están acompañados por una baja frecuencia cardíaca y dolor de pecho, puede ser señal de un ataque cardíaco.

Tal vez te pueda interesar: Qué es una buena frecuencia cardíaca

Tratamiento médico para el pulso cardíaco reducido

Tu doctor podría recetarte medicamentos que aumenten el pulso. Dentro de las medicinas que disminuyen el pulso se encuentran los bloqueadores beta, los inhibidores de los canales del calcio, la digitalina, los tranquilizantes y los sedantes. Si tu médico te receta un medicamento para tratar tu baja frecuencia del pulso, sigue sus instrucciones para obtener una dosificación apropiada. Piensa si tal vez pudiste haber tomado accidentalmente una dosis doble de tu medicina habitual. Si tus bajas pulsaciones no son causadas por una condición médica, tu doctor deberá revisar tus prescripciones para asegurarse de que las estés tomando adecuadamente. Una dosificación inapropiada de algunas medicinas puede causar este fenómeno. Si dichos síntomas son un efecto secundario de tus medicamentos, el médico podría indicarte otras alternativas.

Sigue leyendo: ¿Qué es la frecuencia cardíaca normal en reposo?

Tratamiento quirúrgico para el pulso cardíaco reducido

La implantación de un marcapasos artificial es el tratamiento más efectivo para una frecuencia cardíaca baja crónica. Este aparato regulará tu ritmo cardíaco y por consiguiente también la frecuencia; además, lo mantendrá en un nivel normal. El implante de este aparato requiere cirugía. Asegúrate de discutir todos los riesgos con tu doctor antes de decidir el curso a seguir con el tratamiento.

Tal vez te pueda interesar: ¿Cuál es el pulso normal al hacer ejercicio?

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.