Cómo tratar un forúnculo bajo el brazo

Escrito por Traci Joy

Los forúnculos son focos infecciosos que crecen bajo la piel y pueden llegar a ser muy profundos. Son provocados por causas muy diversas, pero las más comunes son la infección bacteriana y la inflamación de las glándulas sudoríparas. Cuando crecen bajo un brazo son extremadamente dolorosos y cuesta trabajo tratarlos debido a su ubicación. Sin embargo, es posible realizar un tratamiento casero para curarlos y acelerar su desaparición.

Aplica calor sobre el área afectada. Haz hervir un poco de agua y empapa una toalla en el agua caliente. Sácala con unas pinzas y, cuando esté más fría, quítale el exceso de agua y colócala como compresa tibia sobre el forúnculo. Déjala hasta que se enfríe. También puedes usar una botella con agua caliente, pero no olvides colocar una toalla entre tu piel y la botella para que no te quemes.

Haz hervir 1/2 taza de agua y luego transfiérela a una taza de vidrio. Añade suficiente harina de maíz como para hacer una pasta. Aplícala sobre el forúnculo y cubre todo con una almohadilla de gasa. Repite esto cada dos horas, o cuantas veces puedas, hasta que aparezca un punto blanco sobre el forúnculo.

Coloca un huevo cocido tibio directamente sobre el forúnculo. Cubre el área con una almohadilla de gasa. Este remedio funciona lentamente, pero ayudará a sacar el pus que hay en la cabeza del forúnculo.

Corta una cebolla en rodajas gruesas. Coloca algunas sobre el forúnculo y cubre todo con una almohadilla de gasa. Usa la cinta quirúrgica adhesiva para sujetar todo en su lugar. Cambia la cebolla cada 3 horas. Hazlo hasta que todo el forúnculo comience a salir. Las cebollas funcionan como antiséptico y estimulan la circulación del forúnculo, drenándolo hasta eliminarlo.

Consejo

Lava todos los paños y toallas que pusiste sobre el forúnculo, podrían propagar una infección bacteriana si los dejas sucios.

Advertencias

Nunca debes apretar o intentar reventar un forúnculo antes que aparezca su cabeza. Esto te provocaría más dolor y podría propagar aún más la infección bajo tu piel.