Cómo tratar úlceras en la lengua

Escrito por Megan Smith

Las úlceras bucales, también conocidas como aftas o úlceras aftosas, son lesiones abiertas que se producen al interior de tus mejillas, sobre o alrededor de tu lengua. Las aftas no deben confundirse con los herpes bucales, que aparecen al exterior de tu boca. Las úlceras bucales siempre se producen al interior y generalmente son de color blanco con un borde rojo e irritado. La mayoría de las úlceras, especialmente las de la lengua, pueden dificultar hablar y comer y son increíblemente dolorosas. Afortunadamente, existen algunas cosas que puedes hacer para tratarlas usando cosas que encontrarás en tu casa.

Evita las comidas picantes o ácidas. No comas chiles jalapeño, tomates o salsa de tomate, cítricos o cualquier otra comida ácida mientras estés tratando tu úlcera. Las comidas picantes y muy ácidas irritarán aún más tu úlcera, ralentizarán su sanación y harán que se sienta peor.

Coloca sal en la úlcera. Coloca una cucharadita de sal en tu mano y agrega dos o tres gotas de agua. Mezcla la sal hasta que se forme una pasta y luego ponla directamente sobre la úlcera de tu lengua hasta que se disuelva. Puede que esto duela al principio. Aplica sal a tu lengua tres veces al día.

Aplica bicarbonato de sodio a la úlcera. Puedes comprarlo en la farmacia o en la tienda de comestibles. Coloca una cucharadita de bicarbonato de sodio en tu mano y agrega cuatro o cinco gotas de agua. Mézclalo hasta que se forme una pasta y colócala directamente sobre la úlcera de tu lengua hasta que se disuelva. Hazlo tres veces por día.

Cepilla tus dientes dos veces al día con pasta dental sin SLS. El laurilsulfato de sodio es un agente espumante que se añade a la mayoría de las pastas dentales. Puede irritar la boca de algunas personas y causar aftas. Compra un dentífrico libre de SLS, como la pasta dental Rembrandt Whitening Canker Sore, en una farmacia o tienda de comestibles.

Aplica gel anestesiante para calmar el dolor. Si tienes problemas para comer o hablar, aplica un gel que contenga benzocaina, como el Anbesol. Colócalo directamente sobre la úlcera varias veces al día, según la necesidad. A medida que la úlcera vaya sanando, no necesitarás seguir usando el gel anestesiante.

Consejo

Come lentamente para evitar morderte la lengua.

Advertencias

Si además de la úlcera tienes fiebre alta, contacta a tu médico inmediatamente.