Cómo tratar quemaduras de segundo grado

Escrito por Contributing Writer
Treat Second Degree Burns

Es algo muy común que la gente sufra leves quemaduras aquí y allá a lo largo de su vida. Sin embargo, las quemaduras de segundo grado son más graves y deben ser tratadas inmediatamente.

Sumerge la quemadura en agua. Inmediatamente después de sufrir una quemadura, es importante sumergirla en agua fría durante al menos 15 minutos. Coloca paños húmedos y limpios sobre la quemadura a lo largo de todo el día.

Ponte una crema con antibióticos. Las cremas o ungüentos ayudarán a tratar la quemadura y mantener el dolor bajo control. Aplica la crema en cuanto hayas terminado de sumergir la herida en agua fría.

Cubre la quemadura. Para poder tratar una quemadura de segundo grado, debes cubrirla con un paño seco y sin adhesivo como la gasa. Sujeta la gasa con cinta y ponte una limpia todos los días.

Lava la quemadura todos los días. Es importante mantenerla limpia para que ayude a cicatrizar durante el tratamiento. Lávate la quemadura y aplícate crema con antibióticos todos los días.

Cuídala de una infección. Para tratar quemaduras de segundo grado, debes asegurarte de que el área no se infecte. Presta atención a signos tales como aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón o pus. Para evitar la infección debes impedir la formación de ampollas y grietas en la piel.

Toma un analgésico. Las quemaduras de segundo grado son dolorosas, tomar un analgésico ayudará a aliviar sus síntomas.

Busca atención médica. Si la quemadura es extensa, trátala siguiendo los pasos mencionados. Consulta a un médico para tratarla.

Consejo

Recuerda que la quemadura estará sensible hasta por un año. No te rasques la herida aunque te provoque comezón y no la expongas a la luz del sol.