Cómo tratar picaduras de mosquito infectadas

Escrito por Victoria Ries

El verano y los mosquitos van de la mano con el calor de la temporada. Vuelan muy cerca del agua entre el atardecer y el amanecer. Las hembras necesitan sangre para que sus huevos sobrevivan, y usualmente nosotros somos sus desafortunados blancos. Los mosquitos transmiten enfermedades de contagio sanguíneo tales como dengue, fiebre amarilla, malaria, encefalitis y virus del Nilo occidental. Así que debes rociar la piel expuesta con buen repelente de mosquitos que contenga DEET antes de salir de casa temprano en la mañana o por la tarde cuando esos molestos bichos se alimentan. Frecuentemente, una picadura de mosquito puede resultar tan molesta que la rascamos hasta que se infecta (e inconscientemente lo hacemos mientras dormimos). Las picaduras de mosquito infectadas tienen que ser tratadas inmediatamente.

Limpia la roja y, algunas veces, supurante picadura de mosquito cuidadosamente con agua y jabón y sécala presionando con una toalla de papel. Aunque sientas la urgencia de rascarla como loco, intenta no hacerlo ya que las uñas son un depósito de toda clase de bacterias y pueden causar infecciones secundarias.

Aplica una delgada capa de ungüento antibiótico triple, tal como Neosporin, a la picadura infectada, y cúbrelo con un apósito para prevenir golpes en la ya dolorosa zona.

Toma un antihistamínico como el Benadryl para calmar la picazón y reducir la coloración o la hinchazón, especialmente por la noche cuando podemos rascarnos sin darnos cuenta. Se puede aplicar Caladryl despúes después de que la infección ha comenzado a curarse, para aliviar la picazón y reducir la hinchazón.