Cómo tratar los juanetes sin cirugía

Escrito por Jaimie Zinski
Hay métodos no quirúrgicos para ayudar a tratar los juanetes y aliviar el dolor.
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Mucha gente cree erróneamente que los juanetes son pequeños bultos a los lados de los pies que desaparecerán con el tiempo. De hecho, estos bultos son deformaciones óseas que se generan como consecuencia del uso de calzado demasiado ajustado y pueden ser muy dolorosos. Muchas pacientes eligen la cirugía para eliminar el dolor asociado a esta condición, pero ésta puede ser una opción costosa y dejará a la persona inmóvil por varios días. Hay métodos no quirúrgicos para ayudar a tratar los juanetes y aliviar el dolor.

Usa suplementos ortopédicos o plantillas para calzado que reduzcan los movimientos anormales del pie que generan los juanetes y los agravan. Estas plantillas se pueden conseguir a través de un podólogo, quien tomará las medidas necesarias y te facilitará los dispositivos adaptados exclusivamente a la forma de tu pie.

Usa zapatos de calce confortable, que se adapten correctamente al pie. Siempre que sea posible, anda descalzo o en sandalias, ya que no generan ningún tipo de presión en los pies.

Realiza fisioterapia, esto ayudará a aliviar el dolor y a corregir parcialmente el problema. Este método puede consistir en baños de hidromasaje o en tratamientos con ultrasonido, que pueden ser administrados por un médico o un podólogo.

Usa almohadillas o soportes de venta libre sobre el dedo grande, los cuales aliviarán las molestias en el área y protegerán al dedo de las deformaciones, que son las que agravan los juanetes.

Colócate una férula nocturna para juanetes. Estos dispositivos están diseñados para enderezar el juanete y reducir su tamaño mientras duermes; las puedes conseguir por Internet o en una tienda de calzados especializada.