Cómo tratar los codos resecos, ásperos y que lucen sucios

Escrito por Heather Vecchioni

En invierno, generalmente los codos se vuelven secos y ásperos. El aire frío y seco los puede dañar, volviéndolos incómodos y poco atractivos. Los codos que lucen mal te pueden avergonzar cuando usas camisetas que los dejan expuestos. Si deseas estar fresco en la primavera y en el verano, debes deshacerte de este problema. Afortunadamente puedes tenerlos hidratados, suaves y listos para lucir.

Espolvorea una cucharada de bicarbonato en un pequeño recipiente. Exprime el jugo de un limón fresco sobre el bicarbonato para hacer una pasta gruesa y abrasiva.

Frota la pasta en tus codos. Frota tu codo con la mezcla para remover la resequedad y la piel muerta, que les deja una apariencia cenicienta.

Enjuaga la pasta con agua tibia. Repite el proceso una o dos veces a la semana.

Esparce aceite de oliva, de almendras o de lavanda sobre tus codos. Cúbrelos con una hoja de plástico y permite que el aceite penetre en la piel seca durante 20 o 30 minutos. Quita el envoltorio plástico y enjuaga el aceite. Aplica el aceite una vez al día o cuando tus codos se vean secos.

Consejo

Substituye el aceite por manteca derretida, en caso de ser necesario.