Cómo tratar las uñas gruesas y descoloridas de los pies

Escrito por Contributor

Cómo tratar las uñas gruesas y descoloridas. Las uñas de los pies que están gruesas y amarillentas pueden ser causadas por una nutrición insuficiente, mala salud, infecciones por hongos, o genética. Si los remedios caseros no funcionan, busca los servicios de un podólogo. Mientras tanto, aquí hay algunos pasos que te ayudarán a tratar las uñas.

Lava tus instrumentos con agua y jabón y enjuaga con alcohol o antiséptico.

Mezcla 2 cucharadas de detergente doméstico suave o solución de betadine, en 1/2 galón (1,8 l) de agua caliente. Sumerge el pie en el agua y remójalo durante 10 minutos.

Corta la uña afectada en línea recta con un cortauñas.

Con una lima de uñas limpia y un hilo de algodón, limpia los escombros debajo y alrededor de los lados de la uña.

Corta una pieza de yeso de 40 por ciento de ácido salicílico para tamaño y de la forma de la uña afectada. Aplícalo con el lado de yeso contra la uña, y cubre con una venda adhesiva.

Mantén el dedo seco por dos días.

Toma un cepillo de uñas o un cepillo dental viejo y cepilla los escombros de uñas escamosas tanto como sea posible cuando quites el yeso.

Limpia bien el área con agua tibia y jabón, y aplica una solución antiséptica.

Repite el tratamiento con ácido salicílico de tres a cuatro veces.

Pregúntale a tu podiatra si la causa de las uñas descoloridas es una infección fúngica subyacente. Si es así, comienza tratamientos antimicóticos orales o tópicos.

Advertencias

El tratamiento con ácido salicílico puede causar una leve molestia. Evita rellenar con algodón bajo el borde de la uña. Si tienes ciertas condiciones médicas, como diabetes o problemas circulatorios, consulta con un médico antes de auto tratarte los problemas del pie. Si la hinchazón, enrojecimiento, calor y dolor persisten durante dos días, o si ves una ruptura en la piel y sientes fiebre, llama a tu médico. Ésta información no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional o tratamiento.