Cómo tratar las picaduras de pulgas en los seres humanos

Escrito por Julia Fuller
Moja un poco de algodón con aceite del árbol del té y limpia las picaduras.
Kitty Ellis/iStock/Getty Images

Las pulgas usan sus mandíbulas para atravesar la piel y su saliva contiene anti-coagulantes que evitan que la sangre fluya. Los seres humanos no siempre pueden evitar que los piquen, sobre todo porque ellas pueden saltar hasta 16 pulgadas (40 centímetros). Debido a que las pulgas no discriminan sobre quién o qué pican, pueden transmitir enfermedades como el tifus murino, la peste bubónica o la tenia; además, rascarse las picaduras puede causar infecciones.

Toma un antihistamínico oral para que te ayude a reducir la picazón.

Lava la picadura con una loción antiséptica o un jabón. Utiliza agua fría, ya que el agua caliente puede aumentarte la picazón.

Empapa un algodón con aceite del árbol del té y limpia las picaduras.

Aplica una crema de hidrocortisona en la zona para reducir la picazón. Lee las instrucciones en el tubo para ver con qué frecuencia puedes volver a aplicarla.

Aplica la loción de calamina sobre la picadura para evitar la picazón. Cuando se seque, se creará una cubierta ligera sobre las picaduras.

Sumérjete en un baño tibio de avena.

Coloca una bolsa de hielo sobre la picadura para reducir la hinchazón y la picazón.

Consejo

Si las pulgas provenían de tus mascotas, deberás tratárselas. Aspira a menudo para eliminar los huevos de las pulgas y terminar con su reproducción.

Advertencias

Rascarte las picaduras de insectos hasta que te sangren puede producirte infecciones. La mayoría de las pulgas defecan mientras muerden, y al rascarte, pasas las heces por las heridas abiertas, propagando bacterias u organismos en tu cuerpo que pueden producirte enfermedades. Consulta a tu médico si las picaduras te provocan una infección o sospechas que has contraído una enfermedad. El período de incubación para el tifus murino, también conocido como tifus endémico, es de seis a catorse días después de producida la picadura. Los síntomas incluyen dolor de cabeza, fiebre, náuseas, dolores en el cuerpo y posiblemente una erupción. La erupción comienza por el tronco de tu cuerpo y se disemina a los brazos y a las piernas después de cinco o seis días.