Cómo tratar las picaduras de coral

Escrito por China Zmuida
None

El medio ambiente marino puede exponerte a posibles encuentros con corales, los cuales pueden resultar en picaduras e infecciones. Algunas especies de coral, como el coral de fuego, pueden picar. El coral tiene tentáculos que utiliza para alimentarse, así como para defenderse. En los tentáculos hay nematocistos, cuando se activan, ya sea por una respuesta física o química, estos inyectan veneno en la víctima. Como consecuencia se desarrollan síntomas tales como hinchazón, ampollas y ronchas. Para tratar eficientemente una picadura de coral, tendrás que desactivar la respuesta del cuerpo al veneno del coral.

Envuelve la mano lesionada en una toalla para evitar que se envenene. Con la mano así retira los nematocistos. También puedes utilizar una tarjeta de crédito para remover las cápsulas urticantes.

Llena un balde con agua de mar. Lava la herida con el agua de mar, la cual desactivará los nematocistos.

Vierte vinagre sobre la herida en un chorro continuo. Usa la botella completa para que no se libere más veneno al cuerpo.

Aplica una compresa fría para evitar que se inflame o un antiséptico para prevenir infecciones. Para prevenir la picazón utiliza una crema con hidrocortisona.

Advertencias

Nunca toques el coral. Evita quitar los nematocistos refregando vigorosamente. Esto puede liberar más cápsulas urticantes. No utilices agua dulce para lavar la herida, ya que liberará más veneno. Si presentas respiración superficial, dolor de pecho o debilidad muscular busca asistencia médica. Controla que no haya síntomas de infección, como drenaje e inflamación dolorosa de la herida.