¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo tratar las infecciones por pseudomonas

Escrito por Contributor | Fecha actualizada July 18, 2017

Las infecciones por pseudomonas son causadas por las bacterias del género pseudomonas, especialmente pseudomonas aeruginosa. Son muy resistentes en ambientes húmedos y pueden infectar la sangre, los huesos, las orejas, los ojos, las válvulas del corazón, los pulmones y el tracto urinario. Estas infecciones suelen ser leves, pero puede ser mortal en pacientes con sistemas inmunes comprometidos. Las personas con diabetes tienen un riesgo particular. Aprende a tratar las infecciones por pseudomonas.

Usa antibióticos. Las inyecciones de un aminoglucósido, como gentamicina o tobramicina, con una dosis de 5 mg / kg / día es normalmente eficaz. Otros antibióticos utilizados con eficacia contra las pseudomonas incluyen amikacina, azlocilina, carbenicilina, mezlocilina, piperacilina y ticarcilina. La elección concreta del antibiótico depende, en parte, de los patrones locales de resistencia.

En caso de infecciones de oído por pseudomonas, debes aplicar gotas de ácido acético y antibióticos tópicos, y mejorará rápidamente. La foliculitis de la tina por lo general no requiere tratamiento.

Trata las infecciones oculares por pseudomonas con gotas con alta concentración de antibióticos. A veces los antibióticos se inyectan directamente en los ojos.

Elimina las infecciones por pseudomonas del dedo del pie, aplicando nitrato de plata o una solución de 5 por ciento de ácido acético. Continúa aplicando un antibiótico tópico hasta que la infección haya desaparecido. La sulfadiazina de plata es frecuentemente el más usado, pero el nitrato de plata y mafenida pueden también ser eficaces.

Debes saber que hay infecciones por pseudomonas mñás graves y pueden ser difíciles de tratar. Típicamente, estas infecciones requieren semanas de antibióticos por vía intravenosa, por lo general en combinación. Una válvula cardíaca infectada a veces se puede tratar con antibióticos, pero a menudo se necesita de una cirugía a corazón abierto para reemplazarla.